Pasar al contenido principal
Ola de calor

Recomendaciones del MSP para hacer frente a la ola de calor

Desde el mediodía del martes 11 de enero, comenzó a regir la ola de calor emitida por el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet). Hasta el domingo 16 de enero, se espera una "masa de aire muy calurosa y seca" con temperaturas mínimas entre los 20°C y 25°C, y máximas entre los 36°C y 42°C.
Prevención ante ola de calor

Ante este escenario, el Ministerio de Salud (MSP) recomienda a la población 10 medidas a tener en cuenta para hacerle frente y mitigar su impacto en la salud.

  1. Evitar la actividad física al aire libre entre las 10:00 y las 16:00 horas, así como exposición a los rayos solares en la playa y espacios al aire libre.

  2. Ingerir abundante líquido aunque no tenga sed, ofrezca a los niños más agua y líquidos de lo habitual y a los bebés lactancia a demanda.

  3. Permanecer en el espacio más fresco de la casa o a la sombra en exteriores.

  4. Evitar comidas cuantiosas y calientes. Prefiera comidas ligeras en base a verduras y frutas, optando por porciones chicas.

  5. Mantener los alimentos en la heladera y extremar medidas de higiene de manos previo a manipularlos y consumirlos.

  6. Evitar el consumo de bebidas alcohólicas.

  7. Tomar 2 o 3 duchas refrescantes por día o refrescarse con paños húmedos.

  8. Usar ropa holgada, ligera, de colores oscuros, sombrero, lentes de sol y protector solar de alta protección.

  9. Evitar la permanencia prolongada de niños, personas mayores y animales dentro del auto, especialmente estacionado.

  1. Contactarse frecuentemente con familiares, amigos o vecinos ancianos, con discapacidad o enfermedades crónicas que viven solos o permanecen solos durante varias horas en el hogar, para monitorear su estado de salud.

 

¿A quiénes afecta la ola de calor?

Afecta a todas las personas, pero las más vulnerables son:

  • Niños. Sobre todo menores de 6 años.

  • Adultos mayores de 65 años.

  • Personas con enfermedades crónicas como hipertensión arterial, diabetes, obesidad, cardiópatas y consumidores de alcohol.

  • Personas con discapacidad.

  • Quienes realizan trabajo de esfuerzo físico intenso al aire libre.

  • Personas que practican deportes al aire libre.

 

Es importante identificar y conocer algunos de los síntomas más frecuentes del exceso de calor. Estos son:

  • Calambres

  • Agotamiento

  • Dolor de cabeza

  • Náuseas y/o vómitos

  • Deshidratación: decaimiento intenso, postración, piel seca, boca y/o lengua seca, ojos hundidos, en los niños pequeños llanto sin lágrimas y fontanela (mollera) hundida, sed intensa. Puede presentar presión arterial baja y pulso rápido.

En caso de sentirse mal, contáctese inmediatamente con su prestador de salud.