Pasar al contenido principal
Ocurrido en noviembre de 2018

Tribunal ratifica sentencia de 24 años por femicidio

El Tribunal de Apelaciones en lo Penal de 3º turno recogió la teoría del caso impulsada por Fiscalía.
Imagen meramente ilustrativa

El Tribunal de Apelaciones en lo Penal de 3º turno ratificó una sentencia de primera instancia por la que se condenó a un hombre a una pena de 24 años de penitenciaría por un homicidio muy especialmente agravado por femicidio ocurrido en noviembre de 2018 en Florida.

El caso fue investigado en primera instancia por la Fiscalía de Florida de 1º turno, en ese momento a cargo de la fiscal Lucía Nogueira. Actuó junto al equipo fiscal la Unidad de Litigación Estratégica de la Fiscalía General de la Nación.

El tribunal, integrado por los ministros Pedro Salazar, José maría Gómez y Julio Olivera, compartió íntegramente el fallo de primera instancia que recoge la teoría del caso planteada por Fiscalía de que se trató de una muerte violenta de una mujer por razones de odio o desprecio.

En efecto, la sentencia redactada por el ministro Salazar, detalla todos los elementos por los que se considera que el hombre mató a su pareja y luego trasladó el cuerpo hacia Florida para arrojarlo a un arroyo atado a una piedra. Para ello la Fiscalía se basó en pericias, el registro de antenas de los celulares, imágenes de cámaras de video y el testimonio de dos testigos, entre otros elementos.

“Deviene sustentable la inferencia de Fiscalía, recogida por la señora jueza en cuanto a que D. dio muerte a su ex pareja pues se trató de la última persona que vio con vida a la mujer; en el lugar de los hechos fue visualizado por dos testigos”, expresa la sentencia.

“Quedó demostrado que la mujer no concurrió por sí misma al sitio dada las condiciones en que fue localizada en una zona absolutamente descampada en la que no transita transporte público, lugar al que D. llegó en su vehículo”, agrega.

“Por lo tanto, queda comprobado más allá de toda duda razonable que luego de darle muerte, D. decidió deshacerse del cadáver y ocultarlo en el Arroyo Pantanoso entre las 13.30 y 14.30 horas. Para ello ató el cuerpo de la víctima con la pesada piedra realizando un nudo con una piola tipo náutica, que la mujer no podía hacer por sí dado el peso del objeto y la forma de anudarlo” descartando con eso la hipótesis de suicidio, prosigue la sala.

A eso hay que sumarle que el ahora condenado se dedicó a borrar todo registro que pudiera vincularlo al hecho, como la limpieza del vehículo en el que transitó o la eliminación de mensajes de celular con la víctima, entre otras acciones.

Enlaces relacionados

Etiquetas