Pasar al contenido principal

Información

OCTUBRE: Mes para la prevención del Cáncer de Mama

Durante este mes estaremos compartiendo testimonios e información de personas vinculadas a la patología.
Patricia Irigaray nos cuenta su experiencia.

Hoy les presentamos a Patricia, que trabaja en la Secretaría Nacional del Deporte desde 2019.

“Hola, mi nombre es Patricia y tengo 47 años. En 2019 fui diagnosticada de cáncer de mama al realizarme los controles rutinarios. La obligatoriedad del control preventivo me dio la oportunidad de tener un porcentaje mayor de sobrevida.

La intensidad con la que la enfermedad nos toca es un camino individual, ya sea por antecedentes genéticos, hábitos de vida o por patologías adicionales.

Yo era una persona común que solía caminar por la rambla con el mate y hasta ahí llegaba mi vinculación con la actividad física.

En el proceso de recuperación y al finalizar la quimioterapia, mi oncóloga me aconsejó sobre la importancia de realizar actividad física. Comencé a caminar de mañana por la rambla y me desenchufaba, me oxigenaba, perdí peso y me dio un beneficio infinito.

Caminar te cambia el ánimo, te sentís más positiva y con más energía. Los efectos de la menopausia química se reducen sensiblemente sintiéndote mejor con tu cuerpo y contigo misma, solamente saliendo a caminar. Después de un mes era una caminadora empedernida.

Espero que mi testimonio anime a otras personas a experimentar los beneficios de la actividad física para prevenir y sanar el cuerpo y la mente”.

Etiquetas