Pasar al contenido principal

Gol al Futuro

3 de Mayo, 2019

El programa Gol al Futuro promueve la formación integral del futbolista juvenil uruguayo.

Descripción

La competencia en el fútbol juvenil masculino de los clubes profesionales se divide en cinco categorías, que incluyen jóvenes de entre 13 y 19 años de edad. En un comienzo se trabajó con los jugadores de las categorías Sub-14 y Sub-15. Esto implicó la participación inicial de más de 1.400 futbolistas. En el año 2010 se incorporó la divisional Sub-16 y desde el año 2011 fueron incluidas las categorías Sub-17 y Sub-19 y el fútbol juvenil femenino en sus divisionales Sub-16 y Sub-18, para alcanzar así a los más de 3500 futbolistas que anualmente integran las Divisiones Formativas de la AUF.

El Programa se desarrolla en tres áreas fundamentales: educativa, de salud y deportiva.
En lo que hace a la educación, el cometido esencial es estimular al jugador a transitar los cursos formales y acompañarlo en este proceso; en el aspecto sanitario las acciones se focalizan tanto en lo relativo a la prevención como al plano asistencial y en lo deportivo se pretende colaborar al mejoramiento global de las condiciones de entrenamiento.

Estas tres líneas de acción funcionan coordinadamente optimizando recursos y esfuerzos, pero sobre todo, coadyuvando a la consecución de objetivos comunes. Dichos objetivos no sólo incluyen la formación integral del joven, sino la construcción participativa por parte de todos los actores involucrados, de una nueva forma de gestión del deporte, eficiente, eficaz, humana y sustentable para que este proceso no derive en un intento circunstancial o asistencialista.

La participación de los clubes tiene carácter optativo, expresando desde un principio todas las instituciones su voluntad de incorporarse al Programa. Estableciéndose una lógica de prestaciones y contraprestaciones, por la cual se brindan diversas facilidades y recursos a las instituciones y sus jugadores, en la medida en que ambos satisfagan los objetivos de la formación integral. A su vez, es imprescindible el cumplimento cabal de las indicaciones que surgen del acuerdo para recibir los beneficios.