Pasar al contenido principal
Protección a los trabajadores

Entre 2014 y 2018 los accidentes de trabajo se redujeron un 30 % en Uruguay

Creación: 22/05/2019
Última actualización: 16/08/2019
Los accidentes laborales disminuyeron en todos los sectores de actividad, excepto en la educación privada. Pasaron de 41.269 en 2014 a 29.518 en 2018, lo que representa un 30 % menos, informó el ministro de Trabajo, Ernesto Murro. Confirmó la prórroga a enero de 2020 de la entrada en vigencia del nuevo régimen de aportes del sector rural al Banco de Seguros del Estado, lo que generará al sector una reducción de costos.
Trabajadores

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, recordó que Uruguay es uno de los pocos países donde el seguro de accidentes laborales de los trabajadores es estatal, lo que, a su entender, debe generar gran orgullo y satisfacción a los uruguayos, ya que es así desde hace 108 años. A esto sumó el valor de contar con un hospital del Banco de Seguros del Estado (BSE), como el que se inauguró el martes 21.

En este contexto, destacó el descenso de los accidentes de trabajo en el país en los últimos cuatro años. Entre el 2014 y el 2018 los siniestros laborales en todos los sectores de actividad públicos y privados (salvo en la educación privada) se registró una baja. Las cifras al respecto se redujeron de 41.269 a 29.518, es decir, más de 11.000 accidentes menos, un 30 % de disminución.

Las declaraciones del ministro Murro fueron expresadas el miércoles 22, luego de la firma de un convenio entre el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) y el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL). En la oportunidad también se refirió a la rebaja general de la prima del Banco de Seguros, que había sido anunciada el día anterior por las autoridades de la institución. “Es una disminución de costos para las empresas”, dijo.

Asimismo, informó que un decreto establecerá que el nuevo régimen de aportes del sector rural al Banco de Seguros del Estado entre en vigencia con una prórroga de ocho meses. “Iba a entrar en vigencia en mayo y se posterga para el 1.° de enero de 2020. Esto significa una contribución más del Estado al sector rural, donde se mantiene la protección de los trabajadores en accidentes laborales y se mantiene el aporte actual de los productores y empresarios rurales al BSE por ocho meses más”, detalló.

Murro puntualizó que desde 2020 la vigencia será gradual, ya que el importante aumento que se iba a realizar del costo para empresarios afecta particularmente a los productores rurales que disponen de más trabajadores. Según explicó, dialogarán con el BSE y el Banco de Previsión Social (BPS), como aconteció con el sector de las trabajadoras domésticas, proceso al que definió como “muy exitoso” debido a que duplicó la cantidad de trabajadoras protegidas por accidentes de trabajo y rebajó la prima de accidentes.

“Queremos hacerlo del mismo modo con el sector rural en este camino de rebaja que está haciendo el BSE de lo que se debe  pagar, tener una mejor protección para los trabajadores y una mejor coordinación y facilidad de trámite entre el BPS y el BSE para el sector rural”, agregó.

Etiquetas

Enlaces relacionados

Audios