Pasar al contenido principal

Amplia aprobación de usuarias

ASSE impulsa uso de condón femenino como prevención de salud sexual que otorga autonomía

Creación: 30/03/2016
Última actualización: 16/08/2019
A tres años de implementarse el uso del preservativo femenino en la Red de Atención Primaria de ASSE, un estudio de este organismo demostró que 87 % de las mujeres consultadas lo aprueban como método anticonceptivo y de prevención de contagio del VIH y de enfermedades de transmisión sexual. El objetivo es expandir el uso de este instrumento y fomentar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.
No olvidarse de completar este campo

Las autoridades de ASSE (Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) difundieron los resultados de un estudio de satisfacción realizado a 140 mujeres mayores de 15 años y a sus parejas sobre el uso del condón femenino como método anticonceptivo, de prevención de enfermedades de transmisión sexual y del VIH (virus de inmunodeficiencia humana).

El estudio, realizado en la Red de Atención Primaria (RAP) de la zona metropolitana de la ciudad de Montevideo evidenció que 53 % de las participantes utilizó este método y, de ellas, 87 % lo evaluó en forma positiva. Esta opción fue la más elegida entre mujeres de 20 a 40 años. El 84 % del total dijo que lo seguiría usando.

Entre las conclusiones, se registró un incremento en la satisfacción de las parejas a medida en que aumenta el uso del instrumento.

El adjunto a la presidencia de ASSE, el médico Daniel Márquez, consideró relevante que la valoración sea positiva, tanto entre mujeres como entre hombres.

En diálogo con la Secretaría de Comunicación, expresó que la principal ventaja reportada por las mujeres es la autonomía. Según consideró, esto demuestra que es un método de prevención que promueve la igualdad. Como desventaja, mencionó alguna dificultad en la colocación, adjudicada a la falta de costumbre en el uso.

“Es importante, desde el punto de vista de una agenda de derechos, porque apoya la autonomía de la mujer sin necesidad de negociación estricta con su pareja y genera una perspectiva de derechos en cuanto a una triple protección”, sostuvo. Agregó que los hombres destacaron como principal ventaja la comodidad y no percibieron desventajas claras.

Otro elemento que consideró favorable es que el uso puede planificarse con anterioridad; ya que se puede colocar el preservativo hasta siete horas antes de utilizarlo, lo que favorece la comodidad y practicidad.

ASSE asegura disponibilidad en sus dependencias de atención. “Somos el prestador que utiliza este método y es posible gracias a la labor conjunta con el Fondo de Población de Naciones Unidas”, agregó el entrevistado.

Márquez indicó que el desafío trazado implica fomentar este método mediante los equipos de salud, y por ello se generan capacitaciones en todo el país. La idea es que los profesionales de la salud incluyan este método entre las recomendaciones de prevención a sus pacientes. “Es un método de calidad que se debe aconsejar y promover”, insistió.

 

Etiquetas

Enlaces relacionados

Audios