Pasar al contenido principal

#UruguaySeVacuna: Agendate y accedé a toda la información sobre las vacunas.

100% Empresas conectadas

Creación: 03/12/2020
Última actualización: 14/12/2020
En Uruguay, las tecnologías digitales han incidido de forma sustantiva en todas las dimensiones del desarrollo económico, impactando en las formas de trabajar, producir, distribuir y consumir de las personas y empresas. El desarrollo digital es imprescindible para mejorar la productividad y competitividad del país, y es una oportunidad para generar impactos positivos en el desarrollo económico. Es necesario potenciar la innovación e integración de todas las partes involucradas, para disponer las condiciones para el desarrollo de nuevos modelos de negocios y mejores oportunidades de empleo.

Actualmente, el país presenta sólidas condiciones para profundizar en una mejora de la competitividad basada en procesos de innovación y en el avance de la economía digital.  Se encuentra con una infraestructura de conectividad de avanzada, habilidades específicas fortalecidas, incorporación de la tecnología en todos los sectores productivos, una visión estratégica y la articulación de acciones de todos los actores para su desarrollo dentro y fuera de fronteras.

Se promueve y financia, a través de agencias especializadas, el desarrollo de proyectos innovadores orientados a la solución de problemas de competitividad en empresas de todos los sectores. A fines del 2019 se aprobó la ley que fomenta los emprendimientos entre personas jóvenes, la creación de sociedades por acciones simplificadas y el financiamiento colectivo, que será un impulso para muchas nuevas empresas.

Se han consolidado mecanismos de promoción de la economía digital, con énfasis en la creación de mayor valor agregado, para aumentar la productividad, el crecimiento y la innovación en los sectores productivos. En especial, se ha diseñado una estrategia de digitalización de pequeñas y medianas empresas, que impacta de forma significativa en el conjunto de la economía.

Destaca también el desarrollo de la gestión del comercio exterior, que se realiza a través de una plataforma digital que permite optimizar y unificar toda aquella documentación de importación, exportación o tránsito necesaria para una operación. Actualmente, ocho de cada diez servicios relacionados al comercio exterior pueden realizarse en línea.

La incorporación de tecnología en los procesos ha mejorado la capacidad de prevención, mitigación y atención de impactos ambientales y de emergencias, y ha permitido desarrollar sistemas de monitoreo de la calidad de recursos naturales estratégicos.