Pasar al contenido principal
Mundo en transformación

PNUD realizó el lanzamiento en Uruguay del Informe mundial sobre desarrollo humano

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), realizó el lanzamiento en Uruguay del Informe sobre Desarrollo Humano 2021/2022 denominado “Tiempos inciertos, vidas inestables: dando forma a nuestro futuro en un mundo de transformación”. "Hay un retroceso de 16 años en desarrollo humano, un 90 % de los países tuvo un retroceso en alguno de estos dos años, mientras que un 40 % registró retroceso en ambos años", dijo el representante residente del PNUD en Uruguay, Alfonso Fernández de Castro, en referencia a 2020 y 2021.
Lanzamiento en Uruguay del Informe sobre Desarrollo Humano 2021/2022.

De la mesa de apertura participaron el representante residente del PNUD en Uruguay, Alfonso Fernández de Castro, y el director ejecutivo de la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional (AUCI), Mariano Berro. El documento fue presentado de forma virtual por el investigador senior en la Oficina de Informes sobre Desarrollo Humano del PNUD, Heriberto Tapia. Los comentarios fueron realizados en forma presencial por los legisladores Rodrigo Goñi del Partido Nacional; Carmen Sanguinetti del Partido Colorado, Silvia Nane por el Frente Amplio; y Silvana Pérez Bonavita por Cabildo Abierto.

Berro, dijo que la elección de la antesala de la Cámara de Representantes del Palacio Legislativo para la presentación del informe tiene un gran simbolismo porque es el lugar donde se generan los grandes debates. Afirmó que el informe brinda insumos para ese debate y es una forma de saber en qué lugar está ubicado Uruguay, cómo están las demás naciones, y cómo se han manejado para estar mejor. 

Fernández de Castro, afirmó que el informe durante 32 años propició el debate en cuanto al desarrollo humano y es un medio para pensar soluciones en una época de pospandemia por Covid-19 que se caracteriza por su incertidumbre y complejidad.

"Hay un retroceso de 16 años en desarrollo humano, un 90 % de los países tuvo un retroceso en alguno de estos dos años, mientras que un 40 % registro retroceso en ambos años", dijo Fernández de Castro en referencia a 2020 y 2021. Aseguró que es necesario abrir espacios de análisis para hablar de tres ejes: la importancia del desarrollo humano; la importancia de la seguridad en cuanto a los sistemas de protección social con calidad; y la importancia de la innovación.

En tanto, Heriberto Tapia, dijo que la situación de incertidumbre no permite ver con claridad los caminos a seguir. Aseguró que hay más educación y tecnología, pero paralización en muchas áreas en términos globales, además de inflación y problemas geopolíticos. América Latina ha sido la región más afectada del mundo en el período de pandemia por Covid-19, con retrocesos en desarrollo humano. Uruguay tuvo un retroceso en desarrollo humano, aunque menor al de América Latina, y en tal sentido mantuvo su calificación con un muy alto desarrollo humano ubicándose en el lugar 58 en el mundo.

Los problemas sociales y educativos se hicieron más visibles con la pandemia en toda América Latina. "El 25 % de la población mundial se sentía estresado". También 6 de cada 7 personas padecía inseguridad alimentaria y humana. Asimismo, una de cada 12 personas tenía problemas clínicos de salud mental (1.000 millones de personas), temas que se incrementaron con la pandemia.

Protección social, política, desarrollo humano y cambio climático

"Estamos en un momento de la historia de la humanidad en la que los seres humanos están afectando los sistema planetarios de un modo peligroso para ellos mismos" y por otro lado, hay muchas transformaciones junto al desarrollo de tecnología con efectos indeseados, con polarización política en la gran mayoría de los países. "Hay progreso, pero también hemos creado nuevas desigualdades en el campo tecnológico y nuevas amenazas para nosotros mismos en la forma de crímenes y desinformación", subrayó.

"Hemos tenido más progreso, pero estamos más divididos", informó. El cambio climático es una realidad y la lentitud en las acciones de mitigación podrían producir la muerte de más de 40 millones de personas, número que se podría elevar a 190 millones. 

Los extremos políticos impiden llegar a acuerdos y marcan las actitudes de seguridad e inseguridad frente a la democracia, con acciones de desconfianza o confianza según el caso. "Justo cuando necesitamos mayor unidad, nuestras sociedades están mucho más divididas y no están en condiciones de tomar las decisiones que necesitamos", lo que lleva a tener menos avances, enfatizó.

También dijo que la incertidumbre brinda nuevas oportunidades, elementos que brindan esperanza como los avances tecnológicos que impulsaron la fabricación de vacunas que salvaron a millones de personas en la pandemia por Covid-19. También se generaron nuevos modelos de cuidados intergeneracionales; además, de los cambios culturales que hacen que las políticas institucionales cambien. La inversión en desarrollo humano en el país y en el mundo asegura la construcción colectiva, con inclusión de la innovación para generar mejores soluciones y reducción de las desigualdades. Asimismo la generación de conciencia para generar acuerdos, es importante, aseguró.

**Con esta acción Uruguay avanza en la Agenda de Desarrollo Sostenible con la ejecución del ODS 17: alianzas para lograr los objetivos.

Galería de imágenes

Descargar todas las imágenes (.zip ~ 1.34 MB)
6 imagenes (.zip ~ 1.34 MB)

Enlaces relacionados

Etiquetas