Pasar al contenido principal
Cambio climático

Programa para la Reducción de Emisiones causadas por la Deforestación y la Degradación forestal (REDD+)

El Programa para la Reducción de Emisiones causadas por la Deforestación y la Degradación forestal (REDD+) busca contribuir a la mitigación del cambio climático a través del desarrollo de incentivos positivos para evitar la pérdida de superficie y calidad de los bosques mundiales. REDD+ se basa en el principio de que a través de prácticas de manejo sostenible de los bosques se pueden lograr objetivos globales de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar la capacidad de los ecosistemas de bosques nativos para actuar a modo de sumidero y almacenamiento de carbono.

Objetivos

  • Reducir las emisiones procedentes de la deforestación
  • Reducir las emisiones procedentes de la degradación forestal
  • Aumentar las reservas forestales de carbono
  • Conservar las reservas forestales de carbono
  • Gestión sostenible de los bosques

Descripción

Contexto

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) adoptó, a partir del 2007, una serie de decisiones para la creación de mecanismos claves para estimular la acción en materia de la reducción de la deforestación y la degradación de los bosques y las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Surge así, en 2013, el Marco de Varsovia para REDD+.

El bosque nativo en Uruguay

El bosque nativo en Uruguay ocupa un poco más del 4% del territorio nacional con formaciones boscosas de quebrada, de serranías, fluviales, de parque y además los singulares palmares y bosques costeros sobre el Río de la Plata y Océano Atlántico.

Beneficios

En zonas costeras poseen un rol en la amortiguación de eventos extremos de temporal o intensas lluvias, minimizando el potencial erosivo sobre playas en territorios costeros.

En zonas litorales de ríos, arroyos y lagunas, los bosques nativos brindan capacidad de amortiguación durante las crecidas y un filtro para mitigar el ingreso de nutrientes y contaminantes a los cursos de agua.

A nivel agropecuario mejoran las condiciones para la cría de ganado sirviendo de refugio del calor o temporales y de alimento en momentos de sequía, siendo además aprovechadas las especies nativas para usos medicinales y alimenticios como parte de la agricultura familiar. .

El rol de los bosques fluviales es fundamental para la protección de los cuerpos de agua, sobre todo los vinculados a la provisión de agua potable de la ciudadanía a nivel urbano y rural. En este sentido, a nivel de las cuencas hídricas más importantes el país está dedicando esfuerzos en el monitoreo, recuperación y conservación de los ecosistemas que aseguran la calidad del agua.

Estos esfuerzos son particularmente importantes en la Cuenca del Río Santa Lucía, de la cual se extrae el agua para 1.800.000 habitantes del área metropolitana de Montevideo.

Algunos tipos particulares de bosque nativo, como los palmares y el bosque costero, se encuentran en peligro de desaparición por su escasa superficie y por su fragmentación como consecuencia de actividades productivas y urbanas que se desarrollan en los territorios donde se ubican.

A su vez, el avance de especies exóticas invasoras sobre los ecosistemas nativos junto a otros causantes de degradación de escala local, como la tala ilegal en la cercanía de centros urbanos.

La implementación del proyecto REDD+ Uruguay definirá una estrategia que permita revertir los escenarios identificados de degradación y deforestación existentes en el país, así como potenciar los múltiples beneficios que nuestro bosque posee.

REDD+ en Uruguay

En Uruguay REDD+ identificará las causas del proceso de deterioro del bosque nativo y planteará acciones para revertirlas, buscando el aumento de superficie y calidad de los bosques nativos del país, con énfasis en aquellos asociados a las cuencas hídricas prioritarias para el país y aquellos asociados con otros sistemas de producción, como por ejemplo la ganadería.

Por qué es importante

Con la implementación de la Estrategia REDD+ se busca mejorar la calidad de los ecosistemas boscosos nativos y sus servicios vinculados al mantenimiento de la calidad de las fuentes de agua superficiales para el uso humano y productivo.

A su vez esto tiene otros efectos positivos y beneficios como la posibilidad de uso recreativo, y turístico; la regulación de procesos de inundación y erosión en la costa de ciudades sobre cursos fluviales; además de la conservación del patrimonio natural de flora y fauna.

Además las acciones sobre el bosque nativo de REDD+ contribuirán a alcanzar las metas y compromisos en el marco del Acuerdo de París expresadas en las Contribuciones Nacionales Determinadas de Uruguay en materia de mitigación y adaptación al cambio climático. Las cuales están estrechamente ligadas a la conservación del bosque nativo y el aumento de su superficie en bosques asociados a cuencas hídricas donde se genera el agua para consumo humano y en bosques asociados con otros sistemas productivos del país.

¿Quiénes lo llevan adelante?

El proyecto es co-ejecutado por el Mvotma y el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP), quienes firmaron un Acuerdo Ministerial específico para ello. Dicho marco institucional establece que el nivel de toma de decisiones del proyecto incluye un Comité Político integrado por los Directores de Cambio Climático y de Medio Ambiente del Mvotma y el Director Forestal y de la Unidad de Sostenibilidad y Cambio Climático de OPYPA del MGAP.

A dicho Comité Político responde un Comité Técnico integrado por representantes técnicos de esas mismas direcciones y unidades. Y a ese Comité Técnico responde el Proyecto REDD+ Uruguay.

Es financiado por una donación del Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF), cuyo fideicomisario es el Banco Mundial.

¿Cuáles son los resultados esperados en esta primera fase de REDD+?
  • Una Estrategia Nacional REDD+, que incluya las líneas estratégicas, los resultados y las acciones concretas para el logro de dichos resultados. Este documento será la base para la fase de implementación.
  • Un Nivel de referencia forestal o línea de base de emisiones y remociones del bosque nativo para cada actividad REDD+ que se decida priorizar e incluir. Es la línea contra la cual se compararán los resultados de reducción de emisiones o aumento de la capacidad de secuestro generados por la implementación de las acciones de la Estrategia Nacional.
  • Un Sistema Nacional de Monitoreo Forestal, que representa el sistema de Medición, Reporte y Verificación (MRV) del proyecto y que incluye el seguimiento de aspectos vinculados con el carbono, pero también con los beneficios múltiples asociados a los bosques (servicios ecosistémicos).
  • Un Sistema de Información de Salvaguardas, que se asocia al cumplimiento de las políticas operacionales del Banco Mundial y las salvaguardas de Cancún de la CMNUCC.

Las Salvaguardas son el conjunto de instrumentos, acuerdos, procesos y herramientas que permiten que en la implementación de políticas, medidas y acciones REDD+ para afrontar las causas de la deforestación, se disminuyan los riesgos, se fomenten los beneficios y se respeten los derechos de las comunidades y sus territorios.

Mecanismo de Quejas y Reclamos - Proyecto REDD+ Uruguay

Se ha disponibilizado la siguiente dirección de correo electrónico para la recepción de consultas, quejas y reclamos, vinculados al Proyecto REDD+ Uruguay: redd@mgap.gub.uy

VER más

¿A quién está dirigido?

  • Ciudadanía en general y entidades públicas y privadas involucradas.

Etiquetas