Pasar al contenido principal
Educación inclusiva

Ainscow: todo niño, niña, sin importar su origen deben tener una justa oportunidad de tener éxito en la vida

14 de Noviembre, 2019
El jueves 14 de noviembre se llevó a cabo en la sala de prensa de la Torre Ejecutiva, la presentación de avances implementados por ANEP en educación inclusiva, equitativa y de calidad, en el marco del proyecto Inclusión Educativa de Personas en Situación de Discapacidad en el Sistema Educativo de Uruguay: Pedagogía en Clave de Diferencias. En la oportunidad se contó con la participación del experto internacional Mel Ainscow, referente mundial en la temática. Durante la inauguración se enfatizó en los procesos que se vienen desarrollando en la educación pública nacional para lograr mayor inclusión de niñas, niños y adolescentes con discapacidad en ámbitos de estudios.
Mel Ainscow en su alocución

Ainscow subrayó que el trabajo que está haciendo Uruguay es parte de un movimiento global donde el mundo está enfrentando las mismas dificultades. “Ningún país ha logrado hacerlo de forma perfecta. Algunos países están más avanzados y otros están un poco más retrasados”, señaló.

El experto mencionó que la guía de Unesco la resumieron en un mantra: todo niño importa y todo niño importa por igual. “Implica que todo niño sin importar su origen o contexto, por más rico o pobre que sean sus padres, sin importar qué características tengan, su lenguaje, su religión, tratamos de darle una justa oportunidad de tener éxito en la vida. De eso se trata cambiar a la sociedad”, expresó Ainscow.

“A los docentes les he dicho que el suyo es el trabajo más importante en nuestra sociedad. No puede haber un trabajo más importante que preparar a los próximos ciudadanos para crear una sociedad mejor en el futuro para todos nosotros”, dijo.

Ainscow explicó que en los países con más éxito en el mundo, en términos de excelencia y equidad, los docentes se sienten apreciados. Recomendó en su alocución ante las autoridades nacionales ascender a los docentes, proveer el desarrollo profesional desde el principio y a lo largo de toda su carrera. “Todo esto requiere coordinación. Su sistema es bastante centralizado y eso tiene sus fortalezas, pero debe haber un enlace entre lo central y el aula”.

Ainscow indicó que su experiencia en todo el mundo sugiere que lo más importante es que esto es un proceso social y necesita que las personas trabajen juntas. “Que los gobiernos trabajen con quienes trabajan en la práctica, que los docentes trabajen con docentes, que las escuelas trabajen con las familias, y muy importante, que los niños trabajen con otros niños. Sabemos, luego de mucha investigación, que el propio apoyo entre niños en la clase es una estrategia para incluir a todos”, sentenció.

Asimismo remarcó que la reforma de la educación es una agenda transformadora donde es sabido que los sistemas educativos son muy difíciles de cambiar conjuntamente con las escuelas. “No porque los docentes sean perezosos, aunque algunos tal vez lo son, no porque los docentes se resistan a esto, en general es lo contrario, los docentes están ocupados, enseñar todo el día es un trabajo muy arduo y no queda mucho espacio en tu mente para pensar en cambios”, explicó.

“No estamos tratando de que los niños encajen en un sistema sino que estamos tratando de cambiar el sistema para involucrar a todos los niños. Eso es algo muy fácil pero es todo un desafío”, sostuvo el experto.

Por otro lado, Ainscow dijo que “si vamos a usar términos como inclusión y equidad necesitamos explicarlos. Si las personas no entienden qué significan, no sabrán en qué dirección moverse. Mi opinión es que la inclusión y la equidad no deberían ser políticas separadas, deberían ser principios que inspiran a todas las políticas: todas las políticas que se aplican en los planes de estudio, las evaluaciones, las políticas para educación de los docentes, para los presupuestos. Los principios en los que se base todo el proceso del desarrollo educativo”, aseveró.

También indicó que es necesario contar con evidencias, datos, “necesitamos saber qué estamos haciendo bien para poder mejorarlo y necesitamos saber cuáles son los desafíos: quiénes son los niños que están faltando, quiénes no están logrando progresar, quiénes están abandonando la educación. La evidencia, el alma del cambio educativo”, subrayó.

Sobre Mel Ainscow

Ainscow fue director del proyecto de UNESCO para la Educación de los Maestros sobre Educación Inclusiva que involucró investigación y desarrollo en más de 80 países. Es coautor de la Guía de UNESCO para asegurar la Educación Inclusiva, que es el estándar internacional en la materia. Entre 2007 y 2011 fue el Asesor del gobierno para el “Greater Manchester Challenge” (El desafío del área metropolitana de Manchester), una iniciativa de 50 millones de libras para mejorar los resultados educativos para todos los jóvenes de la región.  Ha recibido una distinción por servicios a la educación en el Reino Unido y desde 2013 se desempeña como asesor del Comité de Educación de la Cámara de Representantes de ese país. Actualmente, Mel Ainscow es Profesor Emérito de Educación y Co-Director del Centro para la Equidad en la Educación de la Universidad de Manchester (Reino Unido). También es Profesor Adjunto en la Universidad Tecnológica de Queensland.

Etiquetas