Pasar al contenido principal
Declaración del CD

1° de mayo: Día Internacional de los Trabajadores/as

En la evolución del proceso permanente de reconocimiento y consolidación de los derechos humanos en el plano nacional e internacional se destaca, como elemento esencial, la lucha de los/as trabajadores/as por la mejora de las condiciones de las relaciones laborales. En sus inicios, a lo largo de todo el siglo XIX, el movimiento obrero se movilizó por  la reducción de la jornada de trabajo y la mejora de los salarios, entre otras reivindicaciones.
Foto de la fachada de la INDDHH

A partir de la organización de los primeros sindicatos, desde inicios del siglo XX, Uruguay se destacó por incorporar en su ordenamiento jurídico normas que garantizaran derechos laborales, como, entre otras, la jornada de trabajo de ocho horas; la prohibición de trabajo a menores de 13 años de edad; la indemnización por despido; o la licencia por embarazo para la mujer trabajadora. Años después, en 1943, se crean por ley los Consejos de Salarios.

Dentro de ese largo proceso, en este siglo XXI Uruguay aprueba normas relacionadas a los derechos de trabajadores y trabajadoras rurales y domésticos/as; se amplía el acceso a la seguridad social; fortalece la normativa para prevenir accidentes de trabajo y sancionar penalmente a sus responsables; y favorece el acceso a empleo de personas en situación de discapacidad y de la población afrodescendiente.

Como parte de su compromiso con la construcción de una cultura de respeto, promoción y defensa de los derechos humanos en Uruguay, la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo exhorta a los organismos estatales, las organizaciones de la sociedad civil y al PIT-CNT a seguir avanzando para superar las situaciones de vulneración de derechos que aún persisten en nuestra sociedad en materia laboral, como, entre otras, la discriminación, el acoso, y la persecución en los lugares de trabajo; las diferencias salariales entre hombres y mujeres por igual trabajo; y el acceso al trabajo para todas las personas, en especial las que se encuentran en mayores condiciones de vulnerabilidad.

Consejo Directivo

Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo

30 de abril de 2022