Pasar al contenido principal
Declaración pública

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

Día a día se hace más visible la necesidad de combatir la violencia de género. Constantemente surgen datos y hechos alarmantes sobre los daños que causa en todas las mujeres sin distinción de edad, etnia, raza, orientación de género, situación migratoria, de discapacidad o lugar de residencia.
Afiche violencia contra las mujeres

La violencia de género que tiene raíces en la cultura patriarcal aumenta en momentos de crisis, como pudo observarse durante la emergencia sanitaria.

Desde nuestro rol este 25 de noviembre queremos resaltar el impacto de la pandemia en un problema tan endémico o estructural como es la violencia de género. Para ello, deben prestarse especial atención a algunas de las desigualdades estructurales, tales como:

1.            Las desigualdades en el mercado laboral.

2.            Las desigualdades en la distribución de las tareas de cuidado y domésticas.

3.            Las desigualdades sociales y el incremento de la pobreza.

En ese marco, desde la INDDHH se ha participado en calidad de observadoras, de las diferentes instancias del proceso de elaboración del “Plan por una vida libre de violencia hacia las mujeres” impulsado por el Consejo Nacional Consultivo de Violencia de Género.

Observamos que, en ese proceso resulta un desafío la construcción de un Plan Integral donde se abarque las 18 formas de violencia de género reguladas en la Ley N° 19.580 y la importancia de fortalecer el sistema interinstitucional de respuesta. 

Hasta el momento, consideramos que el plan no ha logrado incrementar de manera significativa las políticas públicas existentes para atender todas las formas de violencia de género.

Se visualiza un esfuerzo en mantener los servicios ya existentes, pero preocupa la elaboración de resultados poco concretos frente a los objetivos planteados.

En relación a la territorialización de las políticas públicas hacia todo el país, se señala la importancia de que todos los servicios y mecanismos de respuesta sean pensados con una cobertura territorial departamental abarcando zonas urbanas, rurales y de pequeñas localidades, facilitando mecanismos de acceso a los mismos. En especial resulta importante que se desarrolle un avance progresivo de mayor cobertura en todos los sectores (salud, educación, justicia, respuestas especializadas) de manera uniforme. En este sentido, se alerta las dificultades existentes para el acceso a la justicia y la importancia de destinar recursos que permitan una cobertura territorial amplia, no sólo con la creación de sedes especializada sino generando mecanismos de cobertura en pequeñas localidades y zonas rurales.

Es por ello que, en el Día Internacional de Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, exhortamos a realizar los mayores esfuerzos para alcanzar compromisos institucionales imprescindibles que incrementen los servicios existentes en todos los organismos del Estado y profundizar así el Sistema Interinstitucional de respuesta.

La erradicación de la violencia de género es responsabilidad del Estado Uruguayo, mejores políticas públicas con recursos económicos suficientes son necesarios para dar cumplimiento a las obligaciones asumidas.

Por último, desde la INDDHH reafirmamos la importancia de trabajar en la promoción de derechos y en velar por el cumplimiento de los compromisos internacionales y nacionales asumidos por el Estado para alcanzar la igualdad de género.

 

Consejo Directivo INDDHH

Etiquetas