Pasar al contenido principal
Reconocimiento

INDDHH celebra el premio otorgado a Roberto Garretón por su lucha por los derechos humanos

La Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo de Uruguay saluda el otorgamiento a Roberto Garretón del Premio Nacional de Derechos Humanos 2020 del Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile.
Imagen de Roberto Garreton

Roberto Garretón es un prestigioso jurista chileno especializado en la defensa de los derechos humanos. Durante la dictadura militar en Chile fue director jurídico de la Vicaría de la Solidaridad, la institución de defensa de los derechos humanos más importante de este país, desde la cual se interponían cientos de habeas corpus y denuncias sobre violaciones de los derechos humanos en Chile. 

Una vez recuperada la democracia Garretón fue el primer embajador de derechos humanos representando a su país frente a las instituciones internacionales e interamericanas de derechos humanos. En ese rol en 1993 fue electo vicepresidente de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos en Viena (Austria) y vicepresidente de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. 

Garretón también participó activamente en la elaboración de la Declaración de la ONU sobre defensores de los derechos humanos y en los debates para redactar la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas.  Fue miembro del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la Detención Arbitraria y Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación en la República Democrática del Congo.  Desde 2008 es miembro por América Latina de la Comisión Internacional de Juristas.

Inflexible y principista en la defensa de los derechos humanos, siempre ha sabido poner a las víctimas y a los desposeídos como centro y preocupación de su accionar. Durante la salida de la dictadura y en la lucha contra la impunidad los uruguayos nos hemos beneficiado del trabajo tenaz y solidario de Roberto Garretón, quien realizó varias misiones internacionales a nuestro país. Por esta razón este nuevo reconocimiento es causa de regocijo para el movimiento de derechos humanos en nuestro país.

 

 

 

Si encontraste algún error en este sitio: ayudanos a mejorarlo.