Pasar al contenido principal

Prevención

"Prepararse hace la diferencia"

La nueva campaña de sensibilización, accesible e inclusiva del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) para la promoción de una cultura preventiva.
imagen ilustrativa

Acceder a los videos de la campaña

Generaciones de uruguayos y uruguayas nacimos y crecimos en el imaginario de la penillanura suavemente ondulada donde “no pasa nada”. Si bien en términos comparativos con otro países es verdad que no sufrimos grandes catástrofes, no menos cierto es, que cada vez son más frecuentes las inundaciones, las sequías, los ciclones, los tornados, el dengue, las olas de frío o de calor y hasta los sismos.

En Uruguay el organismo encargado de brindar respuesta durante emergencias y de reducir y gestionar de forma integral los riesgos, es el Sinae: Sistema Nacional de Emergencias. Desde su creación por ley en 2009, el Sinae ha intentado cuestionar la idea de que “acá no pasa nada” y contrarrestarla con la noción de que hay riesgos, que no son producto exclusivo de la naturaleza y que la acción de cada persona y comunidad puede contribuir o reducirlos o a aumentarlos.

La tarea es de largo aliento porque la cultura es lo más difícil de modificar, pero ese cambio es fundamental para lograr ser una comunidad mejor preparada y más resiliente.

La campaña “Prepararse hace la diferencia” busca justamente promover ese cambio cultural, instalar la idea de que hay riesgos y que son naturales, son producto de una construcción social.

Además, por un lado se pretende brindar recomendaciones para prevenir ciertos riesgos y por otro lado, en caso de la ocurrencia de esos riesgos, brindar herramientas en relación a cómo actuar para cuidarnos, cuidar a los demás y cuidar el entorno.

Los objetivos de la campaña están en consonancia con las medidas propuestas en el segundo eje de la Política Nacional de Gestión Integral de Riesgos de Emergencias y Desastres en Uruguay (2019-2030)”.

Esta estrategia apunta a reforzar la percepción del riesgo y su relación con el modelo de desarrollo y con el cambio climático, y de los factores diferenciados de vulnerabilidad e inclusión (género, generaciones, accesibilidad universal). En definitiva, promover una cultura preventiva que redunde en comunidades mejor preparadas y más resilientes.

Se trata de una serie de 20 videos animados y 20 cuñas radiales que constituye uno de los dos componentes del proyecto Bien Público Regional (BPR) presentado en 2019 y financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El proyecto si bien fue liderado por Uruguay a través del Sinae, contó con el apoyo de Agesic y Fundación Ricaldoni e integró contrapartes de Argentina, Chile, Colombia y México. Durante el proceso de trabajo con las contrapartes de los países se consensuaron las temáticas, la estética y los guiones, se grabaron locuciones en español neutro y en español rioplatense y se fueron validando los avances hasta llegar a un producto final. Luego, Uruguay con la colaboración de la Secretaría de Comunicación Presidencial, le agregó valor incorporando la traducción a lengua de señas.

En función de las temáticas que abordan, las piezas se pueden clasificar en tres categorías:

  • Por un lado, las que incluyen consejos sobre cómo actuar frente a situaciones de emergencia (incendios forestales y de estructura, tormentas y vientos fuertes, inundaciones, derrame de sustancias peligrosas, ayuda a personas con discapacidad durante emergencias, etc.).

  • Por otro lado, las que refieren a medidas preventivas y de preparación frente a posibles riesgos como la asistencia a eventos masivos, la aparición del mosquito transmisor de Dengue, Zika y Chikungunya, el uso responsable del agua, la importancia de tener un kit de emergencia, etc.

  • Por último, las que hacen referencia a cuestiones conceptuales como: qué es la gestión integral de riesgos, por qué el riesgo se construye socialmente, qué significa promover una cultura  preventiva y cómo prevenir riesgos cotidianos, entre otros.

Cabe aclarar que el Sinae ya contaba con piezas animadas con recomendaciones sobre cómo actuar frente a riesgos específicos. Con esta campaña se actualizan los contenidos existentes y se incorporan nuevos. Además, se los mejora técnicamente y se realizan ajustes estéticos que contribuyen a generar mensajes más abarcativos: presentación de distintos modelos de familia, diversidad de los personajes (género, generaciones, etnia, discapacidades).

La otra novedad en relación a los antecedentes, es que estas piezas son inclusivas y accesibles, en tanto incluyen subtítulos, Lengua de Señas Uruguaya (LSU) y locución. De esta manera se cumple con los lineamientos relativos a la accesibilidad universal y se contribuye a que los mensajes de auto-cuidado, cuidado de los demás y del entorno, alcancen a personas con alguna discapacidad que, en situaciones de emergencia, suelen estar en condiciones de mayor vulnerabilidad.

En cuanto a la estrategia de distribución, además de estar disponibles en el portal web institucional y en el canal oficial de youtube del Sinae y en redes sociales, las piezas son difundidas por los medios públicos de alcance nacional: RNU, TNU y TV Ciudad. Asimismo están disponibles en las distintas plataformas del Plan Ceibal.

Etiquetas