Pasar al contenido principal

Riesgos de verano

Sinae exhorta a extremar cuidados en caso de usar fuegos artificiales

Creación: 17/12/2020
Última actualización: 18/12/2020
Apelando al disfrute con responsabilidad.
Imagen ilustrativa

La utilización de artefactos de pirotecnia representa un riesgo para la salud y su manipulación incorrecta puede ocasionar graves lesiones físicas, tales como quemaduras, problemas auditivos y daños oculares irreversibles.

Las partes del cuerpo que suelen resultar más afectadas por accidentes de pirotecnia son las manos, los ojos, la cabeza y el rostro. Más de la mitad de las lesiones son quemaduras. La mitad de las personas afectadas son niñas y niños, ya que no tienen la coordinación requerida para usar este tipo de productos en forma segura.

En caso de usar pirotecnia el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) recomienda:

  • Usar solamente los únicos productos pirotécnicos autorizados, es decir los habilitados por el Servicio de Material y Armamento (SMA).

  • Leer detenidamente y seguir todas las instrucciones y advertencias presentes en los productos autorizados.

  • No permitir que niños o niñas usen fuegos artificiales. Deben ser encendidos y usados sólo por personas adultas.

  • No consumir bebidas alcohólicas u otras drogas antes de encender o mientras se encienden fuegos artificiales.

  • Usar los fuegos artificiales en un área exterior, abierta y despejada, lejos de sectores con peligro de combustión (edificios, vehículos, arbustos) y nunca en zonas arboladas. Evitar encenderlos durante la presencia de fuertes vientos.

  • Usar los fuegos artificiales en una superficie estable y plana.

  • Encender los fuegos artificiales uno a uno con un palo largo o con una antorcha, apartándose la mayor distancia posible.

  • No apuntar, tirar o disparar cualquier tipo de fuego artificial a personas o propiedades.

  • Tener cerca un balde con agua, una manguera o un extinguidor de incendios para situaciones de emergencia.

  • Nunca tratar de volver a encender fuegos artificiales que no han funcionado en el primer intento. Tampoco utilizar alcohol para encenderlos. Si un fuego artificial no se enciende, esperar por lo menos cinco minutos y entonces sumergirlo en agua antes de desecharlo.

  • Almacenar los fuegos artificiales en un lugar fresco y seco, nunca cerca de fuentes de calor (se aconseja no dejarlos expuestos al sol).

Ante un incidente relacionado con fuegos artificiales, se recomienda:

  • Consultar en forma inmediata al médico y/o a emergencia móvil.

  • Si cae fuego sobre la ropa, se lo debe sofocar envolviendo a la persona afectada con una manta o haciéndola rodar sobre el suelo. La víctima no debe caminar y menos aún correr.

  • Si se produce una quemadura más leve, se recomienda lavar la zona lesionada con agua fría para calmar el dolor y frenar la acción calórica, así como cubrir esa misma zona con paños limpios, toallas o sábanas.

  • Evitar el uso de “remedios caseros” tales como pasta de dientes, tomates, tabaco y miel, entre otros.

NOTA: En base a insumos del Ministerio de Salud Pública, la Dirección Nacional de Bomberos, la Sociedad Uruguaya de Pediatría y la Secretaría de Educación Física, Deporte y Recreación de la Intendencia de Montevideo.

Vídeos

Etiquetas