Pasar al contenido principal

“La tecnología es el presente pero también el futuro” Vencer la brecha digital de género

Creación: 22/04/2021
Última actualización: 30/04/2021
Girls in Tech es un movimiento internacional que fomenta las vocaciones tecnológicas en mujeres y niñas. En Uruguay está presente desde 2016 “con la visión de crear una comunidad de mujeres y niñas en el área STEAM".

Actualmente, Girls in Tech Uruguay está compuesto por un grupo permanente de cuatro mujeres, y otras seis que participan de manera rotativa o por proyectos puntuales. Todas realizan este trabajo de forma voluntaria.

Inmujeres conversó con dos de sus codirectoras: Mikaela Pisani y Lucía Michetti, en el marco del Día Internacional de las Niñas en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

 

¿Cuál es el propósito del trabajo que realizan?

Mikaela Pisani (MP): “El propósito principal es disminuir la brecha de género en el área de la  tecnología, pero no solamente en el acceso sino también en la industria.  La tecnología es el presente pero también el futuro. Sobre todo si pensamos en el trabajo. Además, es una herramienta que atraviesa todas las demás áreas. Muchos de los trabajos que habrá en el futuro hoy no existen. Tenemos que saber reinventarnos y estar actualizadas. Si las mujeres no aprendemos a hacer uso de las herramientas tecnológicas, nos vamos a quedar atrás.”

¿Por qué es importante fomentar las vocaciones tecnológicas en niñas y adolescentes?

Lucía Michetti (LM): “Nosotras hacemos énfasis en la educación, creemos que ahí está la diferencia, que las niñas sepan qué carreras pueden estudiar y tengan referentes mujeres en las ciencias y en la tecnología. Que sepan que se puede. Entonces promovemos, primero, la educación para empoderar a las mujeres y niñas en las áreas STEAM”.

MP: “Creemos que el problema viene desde temprano, que las niñas sepan que las ciencias y la tecnología no son solo de varones. Ayudamos a las familias a darles recursos para que fomenten estas vocaciones y habilidades en las niñas. Fomentamos que las familias no solo les compren muñecas a las niñas, que no es el único juguete con el que pueden jugar. Es más, que no hace falta comprar nada, podemos usar una escoba para imaginar que estamos yendo al espacio en una nave. Importa más el método para jugar que el objeto”.

LM: “Está muy instalado, por ejemplo, que las matemáticas son muy difíciles y entonces no son para niñas, algo que sabemos que no es cierto. Esto está arraigado en las familias y se manifiesta desde la educación temprana de las niñas y afecta sus posibilidades. Estas carreras son las de mayor demanda laboral y las mejores remuneradas, así que es importante que las mujeres accedan a estos empleos”.

Según datos de la Encuesta Continua de Hogares de 2019, solo hay 32% de mujeres ocupadas en el sector de “Informática y Comunicación”, ¿cómo explican esta brecha?

LM: “A pesar de que las mujeres tenemos mayor nivel de escolaridad, creo que tenemos una necesidad a veces inconsciente de estar como justificándonos y validándonos continuamente. Paradójicamente, somos las que más estudiamos y la realidad es que hay muy poca proporción de mujeres en estos sectores que son las áreas más duras. Otra vez, creo que eso viene desde chicas en nuestras casas”.

¿Cuál es el diferencial que aportan las mujeres en estas áreas?

MK: Sabemos que existe una brecha de género en estas áreas y necesitamos más mujeres en estas áreas para crear equipos de trabajo diversos y multidisciplinarios que creen mejores soluciones y que logremos complementarnos entre todos los roles. Es importante mirar un problema desde distintos puntos de vista y no quedarse con una sola visión”.

Etiquetas