Pasar al contenido principal

Director del MIDES, Juan Pablo

El eje de las políticas sociales es el trabajo, no las transferencias monetarias

6 de Septiembre, 2019
La integración social se alcanza mediante políticas sociales vinculadas al empleo, que también abre el acceso a otros derechos básicos como salud, educación, seguridad social o los cuidados, aseveró el director del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), Juan Pablo Labat. Aseguró que los criterios técnicos que usa el ministerio se basan en definiciones de la Universidad de la República y organismos del exterior.
Cooperativa social trabajando

En total, Uruguay cuenta con 1 millón de hogares, aproximadamente. En los últimos cinco años fueron visitados 200.000 hogares por parte de los técnicos del Mides. Con esa información se desarrollaron bases de datos para el seguimiento de políticas como, por ejemplo, las transferencias monetarias. La asignación de prestaciones y el control de la focalización de las políticas se sirven de esta información, explicó Labat.

El director de Evaluación y Monitoreo, del Ministerio de Desarrollo Social, precisó que la focalización se realiza con criterios técnicos basados, entre otras fuentes, de las definiciones que aplican las auditorías externas al Mides de la Universidad de la República, el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo. El jerarca lamentó que las discusiones sobre políticas sociales que tanto lugar ocupan en los espacios mediáticos son realmente por medio punto del producto bruto interno (PBI).

“Las políticas sociales están vinculadas al mercado de trabajo, que es lo que verdaderamente produce la integración social sostenida y con acceso a las políticas de bienestar universales: salud, educación, seguridad social o sistema de cuidados, todas ellas necesarias para construir el pleno ejercicio de derechos”, afirmó en diálogo con la Secretaría de Comunicación Institucional.

Recalcó su preocupación por afirmaciones recientes que prevén la salida de las medidas basadas en información y conocimiento técnico, garantizadas por la intervención de la Universidad de la República y organismos internacionales, para pasar a la instalación de políticas públicas desechadas en América Latina.

Un ejemplo son los “líderes locales”, una forma de organización de comunidades para la gestión de las políticas sociales “que suena mucho al viejo clientelismo desterrado en este país hace años”, definió. Para Labat, esto forma parte de definiciones banales de los procesos sociales, como “pensar que vamos a sacar a la gente que está en situación de calle haciendo yoga”.

“Pensar que la gente puede salir de la pobreza con transferencias monetarias de 1.500 o 2.000 pesos por niño sumado a las asignaciones familiares es, a todas luces, ridículo. La gente no ha salido de la pobreza de esa manera, ha salido porque ha tenido mucha mayor cantidad de empleos”, especificó.

“El modelo actual es un modelo muy basado en la intervención del Estado en todos los planos y eso ha generado no solamente políticas sociales más robustas, también ha generado empleo”, estableció el jerarca.

Labat insistió en que el trabajo es el centro de la política social que impulsa esta administración. “Como resultado, Uruguay pasó de un modelo de 1,3 millones de trabajadores a 1,65 millones de empleos, si se compara el promedio de la década de los 90 con la coyuntura actual. El actual es claramente un modelo centrado y basado en el desempeño del mercado de trabajo y eso es lo que ha sido el principal factor de integración social para sacar a la gente de la pobreza”, afirmó.

 

Fuente: Presidencia

 

Etiquetas