Pasar al contenido principal
Covid-19

Bioseguridad: Desinfección en el crucero Greg Mortimer

Luego de que el Ministerio de Salud Pública (MSP) junto al Ministerio de Relaciones Exteriores (MRREE) aunaran esfuerzos para dar asistencia al crucero Greg Mortimer anclado en aguas nacionales, se dispone su completa desinfección.
hombre desinfectando el barco con equipo EPP

El crucero de bandera australiana se encontraba en nuestras aguas cuando muchos de sus pasajeros empezaron a tener síntomas de la COVID-19, lo que derivó en que todo el buque terminara infectado.

Así fue que en una primera instancia se procedió a analizar y evaluar las condiciones de salud de los pasajeros y tripulación para poner en práctica un protocolo de asistencia sanitaria por el que se los hisopó a todos y se fue separando a las personas negativas de las positivas de forma de poder brindar la asistencia médica necesaria y encontrar una forma de poder evacuar a aquellas personas sanas. Para ello se estableció un corredor sanitario mediante el que varios de los pasajeros sanos pudieron volver a sus países de origen.

En una segunda instancia fue que se bajó al resto de las personas que aún se encontraban en el crucero y se llevó a distintos hoteles a aquellos enfermos pero estables que no necesitaban asistencia médica especial, de los que no tenían el virus, para poder hacer los arreglos correspondientes para que vuelvan a sus países. De esta forma el Greg Mortimer quedó solamente con la tripulación mínima indispensable para su mantenimiento.

Este fin de semana se comenzaron las tareas de desinfección del barco de forma de que no siga siendo un posible foco de contagio. El procedimiento, realizado acorde a un protocolo avalado por el MSP, demora entre cuatro y cinco días para generar las garantías de bioseguridad necesarias.

Esta desinfección se lleva adelante por dos técnicos que utilizan “pistolas pulverizadoras atomizadoras con peróxido de hidrógeno” (agua oxigenada) que funcionan con presión de aire.

Estas pistolas garantizan la cobertura total de todas las superficies tratadas: madera, el metal de los cerramientos, el equipamiento de cocina y baños, los materiales textiles, gracias a que generan microgotas del desinfectante que tienen una buena penetración en el material.

Los operarios que llevan a cabo la tarea están bajo estrictas normas de seguridad y utilizan guantes, máscaras completas, trajes y botas para la protección química. A su vez, a medida que van realizando la tarea hacen mediciones atmosféricas de la concentración del desinfectante, luego de realizada la pulverización y antes de habilitar las áreas que se van desinfectando para garantizar la eficacia de la desinfección y que de esta forma la tripulación que debió quedarse pueda ir desplazándose por lugares seguros dentro del barco.

El peróxido de hidrógeno posee eficacia comprobada contra SARS-CoV-2 en pocos minutos además de ser completamente amigable con el medio ambiente, lo que asegura no se producirá ningún tipo de contaminación en el puerto.

Etiquetas