Pasar al contenido principal

Bienvenidos a nuestro nuevo sitio web, estamos trabajando para incorporar y acercar todos nuestros contenidos.

Crecimiento sostenido

Fondo Nacional de Recursos financió 19.000 procedimientos de alta complejidad en 2018, unos 6.000 más que en 2005

3 de Julio, 2019
En 2018 el Fondo Nacional de Recursos (FNR) destinó 202, 5 millones de dólares para practicar unos 19.000 procedimientos de alta complejidad y costo. El 38 % fueron tratamientos cardiológicos, el 32 % de diálisis y el resto correspondió a diversos trasplantes, implantes cocleares, procedimientos traumatológicos, tratamientos a quemados, diagnósticos PET y reproducción asistida, entre otros.
Gráfica evolución de los procedimientos financiados por el FNR

Entre 2005 y 2018 el Fondo Nacional de Recursos incrementó el número de tratamientos otorgados; mientras que en 2005 se registraban un total de 13.000 intervenciones, la cifra alcanzó los 19.000 en 2018; la inversión en este año totalizó  202.500.000 dólares.

El 38 % de estos tratamientos fueron cardiológicos, 32 % de diálisis y el resto correspondió a trasplantes, quemados, pruebas diagnósticas por emisión de positrones (PET), reproducción humana asistida e implantes cocleares, entre otros.

La titular del Fondo Nacional de Recursos, Alicia Ferreira, recordó que este mecanismo se creó en 1980 y que, desde ese momento, funciona de una forma que definió en tres etapas:

  • Hasta 2002, cuando solo se realizaban diálisis, trasplantes, cirugías cardíacas y prótesis de cadera. Debido al crecimiento de esas coberturas y la forma de gestionarlas se agotó el modelo que fue calificado por los especialistas "en quiebra financiera”. 
  • A partir de 2005, cuando se fortaleció el fondo, con un nuevo modelo de gestión denominado “gestión clínica”, con el cual se universalizó la atención y se comenzaron a otorgar medicamentos biológicos que ya existían, pero que no eran autorizados por el FNR.
  • Desde 2015, cuando el FNR se consolidó como un financiador específico para cobertura de alta complejidad y alto costo. “Logró, en estos últimos años, un equilibrio financiero con un patrimonio pequeño, pero que le permite mantenerse”, según aseguró.

“Lo más importante es que los pacientes no tienen por qué saber quién les financia los tratamientos o medicamentos que reciben, lo que tienen que saber es que en nuestro país tienen derecho a recibir los tratamientos de última generación, como en los casos de cáncer de mama,  para lo que tenemos los mejores tratamientos, sin pagar un peso”, subrayó Ferreira.