Pasar al contenido principal
Vigilancia sanitaria y alerta

Ministerio de Salud Pública ajustó plan de contingencia por coronavirus

Luego de una reunión técnica sobre el protocolo de contingencia para atender la posible aparición de casos de coronavirus, el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, informó que quedaron definidas las líneas de diagnóstico de casos sospechosos, los criterios y el algoritmo a cumplirse en cada caso. El jerarca instó a la población a mantenerse tranquila y aclaró que el 85 % de los casos son de manejo domiciliario.
Reunión con autoridades

Tras el encuentro en la sede de la cartera estatal, este viernes 6, en el que se precisaron detalles sobre el plan de contingencia para el coronavirus COVID-19, Salinas explicó a la prensa que cinco grupos interdisciplinarios entregaron sus conclusiones y se revisaron las definiciones de caso clínico sospechoso y la puesta a punto de los diagnósticos en tiempo real por PCR (técnica de análisis de sangre que se utiliza también para VIH y hepatitis B).

En el encuentro participaron representantes de la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud (OPS-OMS), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID); el Ministerio de Defensa, con Sanidad Militar y Sanidad Policial y el Ministerio de Salud Pública (MSP), así como de mutualistas y de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), las emergencias prehospitalarias y universidades, mediante las cátedras de Infectología, Medicina Familiar y Comunitaria, y la Sociedad de Medicina Intensiva.

El Ministerio de Salud Pública se encargará de los diagnósticos a través de su laboratorio de virología; tres prestadores privados cuentan también con los kits correspondientes. Asimismo, el Instituto Pasteur brinda respaldo en los aspectos científicos. “En esta primera instancia, el líder es el Ministerio de Salud Pública”, aclaró el ministro.

Recordó que la OMS asegura que se trata de una epidemia mundial con casos en Brasil, Chile, Ecuador y Argentina y que es muy probable que llegue a Uruguay. “Lo importante es estar preparados y tener todas las líneas de diagnóstico y contingencia, de preparación de los medios, de los recursos humanos y materiales, todo dispuesto frente a una eventual emergencia”, puntualizó.

En cuanto al plan de contingencia para la internación, explicó que cada usuario debe concurrir a su propio prestador, pero instó a la población a mantenerse tranquila. “No es un virus más, lo tomamos con la seriedad que corresponde, pero el 85 % de los casos son de manejo domiciliario. Por eso, no debe cundir la alarma ante un caso febril o catarral de vías respiratorias superiores”, resaltó.

Salinas pidió a la población que, ante una situación de este tipo, haga un uso racional del sistema, que llame al prestador, al médico de radio o de familia o a la emergencia y aclaró que el tratamiento implica tomar un antipirético, bajar la fiebre con medidas físicas, permanecer en el domicilio y no perder la calma.

Consultado sobre la disposición de vigilancia sanitaria en zonas de frontera, insistió en que está demostrado, y ha sido refrendado por la OPS-OMS, que ese tipo de controles no es eficaz. Explicó que el período de incubación es de 14 días, por lo que muchos casos subclínicos pasarían desapercibidos; las personas que viajan en un avión pueden tomarse un antipirético y pasan el control de temperatura.

El ministro remarcó la importancia del lavado de manos frecuente, antes de comer y luego de ir al baño, y de cubrirse la boca o la nariz al toser o estornudar. En caso de estar frente a una persona con estos síntomas, recomendó permanecer a una distancia superior a tres metros. Salinas informó que hubo cuatro personas cuyos casos se consideraron sospechosos, pero fueron descartados por haber sido negativo el resultado de laboratorio.

Etiquetas

Si encontraste algún error en este sitio: ayudanos a mejorarlo.