Pasar al contenido principal

Bienvenidos a nuestro nuevo sitio web, estamos trabajando para incorporar y acercar todos nuestros contenidos.

Retorno seguro inundaciones

Recomendaciones para el retorno seguro al hogar luego de inundaciones

17 de Octubre, 2019
El Ministerio de Salud realiza las siguientes recomendaciones para garantizar el retorno seguro a las viviendas.
campamento

Se sugiere realizar una primera visita para evaluar el estado de la vivienda y su entorno. Se recomienda que sea en horas del día con luz natural y prestar especial atención al riesgo eléctrico.

A TENER EN CUENTA:

  1. Acceder con guantes y botas de goma, para evitar el riesgo eléctrico y objetos que puedan producir lesiones.
  2.  No transitar descalzo o con ojotas, sandalias o similar.
     
  3. Estar atentos a objetos que puedan causar cortes o heridas o cables eléctricos caídos. 
  1. Dejar abiertas puertas y ventanas para facilitar el secado de las instalaciones (tener siempre presente que las ventanas y puertas metálicas son conductoras eléctricas así que se debe verificar que no haya riesgo eléctrico antes de abrirlas). 
  1. Las paredes húmedas pueden alojar hongos cuyas esporas pueden producir alergias. El retorno al hogar de niños y adultos alérgicos, debería producirse cuando las paredes secas. La madera puede favorecer la presencia de hongos. 

EL RIESGO ELÉCTRICO

Mediante un listón de madera, bajar la llave general de la luz (que debería haber quedado baja al evacuar la vivienda). Asegurarse que no haya ningún toma corriente (“enchufe”) ocupado, es decir ningún  instrumento eléctrico conectado a red. Antes de reconectar la energía eléctrica, dejar secar las paredes. Frente a duda de fugas eléctricas, consultar al Comité Departamental de Emergencia.

RIESGO DE INFECCIONES

- Abrir puertas y ventanas y permitir la ventilación. Utilizar guantes, tapa bocas y botas de goma, primero sacar los lodos hacia fuera mediante pala y balde. Posteriormente proceder a pasar una espátula a efecto de retirar los lodos secos de la pared. Dicho procedimiento puede levantar polvo que no debe inhalarse, utilizando correctamente un tapa boca.

- Todas las personas que trabajen o colaboren en éstas tareas deben estar correctamente vacunados, en particular contra el tétanos. Extremar cuidados para que los niños no se expongan a  riesgos.

- Todo alimento carente de envoltura hermética y procedente de ámbito inundado, debe ser considerado como contaminado y por ende no ser consumido.

- El lavado final debe hacerse con agua que lleve 60 ml de hipoclorito por litro de agua (la concentración comercial de uso del hipoclorito es de 40 gramos litro). Implica lavado de piso y trapeado de paredes, el cual se hará de arriba hacia abajo teniendo mucho cuidado con salpicaduras en los ojos, usando botas y guantes durante todo el trabajo.

- El desborde de cámaras sépticas y consecuente contaminación circundante, implica considerar el terreno como contaminado. En ningún momento se circulará descalzo.

- Si la inundación afectó las cañerías de agua, se recomienda, hasta informe del Comité Departamental de Emergencia, hervir el agua o agregar 1 gota de hipoclorito por litro de agua limpia. Bajo ninguna circunstancia beber agua de río. Recordar no comer alimentos que hayan estado en contacto con aguas de la inundación. Lavarse las manos frecuentemente con agua limpia y jabón o usar alcohol gel. No preparar alimentos a menos que se haya lavado las manos con agua desinfectada y jabón.

- Lavar todos los utensilios de cocina (latas, frascos, recipientes de plástico, etc.) antes de usarlos, con jabón y agua segura o desinfectada. Sumergir en una solución de hipoclorito con 5 ml de hipoclorito por litro de agua manteniéndolos por 30 minutos y luego enjuagar con agua segura.

Etiquetas