Pasar al contenido principal

#UruguaySeVacuna: Agendate y accedé a toda la información sobre las vacunas.
José Luis Satdjian

El Subsecretario de Salud Pública, participó de la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas

Creación: 09/06/2021
Última actualización: 09/06/2021
A 40 años de la aparición de los primeros casos de VIH en el mundo y a 25 años de la creación de ONUSIDA, del 8 al 10 de junio, se lleva a cabo la “Reunión de alto nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre VIH/SIDA”.
Imagen de autoridades

Con la participación de los Estados Miembros y la sociedad civil a nivel mundial, el objetivo principal este año es el de comenzar una década de acción en la que se reduzcan las desigualdades y erradiquen los determinantes sociales que alimentan la epidemia de VIH.

El Subsecretario Satdjian, que también preside la Comisión Nacional de Lucha Contra el Sida (CONSIDA) de Uruguay, destacó en una primera instancia de su participación la importancia del diálogo, el intercambio y, sobre todo, la búsqueda de nuevos caminos de respuesta con miras a erradicar la pandemia de VIH. También habló de lo esencial que es centrar el trabajo en las personas con VIH, pensar las problemáticas con el ser humano como centro, en este caso “los más vulnerables de nuestros países”.

En nuestro país, Satdjian resaltó el diálogo permanente que existe entre la sociedad civil, la academia, las agencias de Naciones Unidas y el gobierno en el espacio de la CONASIDA. Aunque el trabajo en este ámbito es permanente y aún quedan desafíos, ha habido logros para resaltar como el incremento en la cantidad de testeos de VIH, el aumento de la cantidad de personas en tratamiento y también el aumento de la cantidad de personas con carga viral indetectable.

El año pasado, a pesar de la irrupción de la pandemia de covid-19, se logró la centrlización de la información epidemiológica de VIH en el Área Programática del Ministerio de Salud Pública, de manera de poder hacer el monitoreo específico desde la cartera además de acompañar el que se realiza en los prestadores de salud. También se logró una base sólida de información respecto al VIH mediante la vinculación de estadísticas vitales del MSP, la Comisión Honoraria de Lucha Antituberculosa y Enfermedades Prevalentes, la Vigilancia de hepatitis B, C y sífilis a los efectos de lograr la interoperabilidad con transparencia y la evasión de duplicación de datos.

Los desafíos que en los que ya se está trabajando en este año, explicó el subsecretario Satdjian, pasan por “medir el impacto de la covid-19 en la atención al VIH, en la certificación de la eliminación de transmisión vertical de VIH y en la actualización de la guía de exposición a sangre y fluidos corporales. También en una guía nacional de abordaje integral para las hepatitis virales”.

Respecto a la propuesta de lograr la cascada 95-95-95 propuesta por la Organización Mundial de la Salud, que refiere al logro de un 95% de llegada a la población necesaria en cuanto al testeo de VIH, altratamiento y a llegar a que un 95% de los tratados por VIH tengan carga indetectable del virus; si bien en el contexto de pandemia de covid-19 no hubo interrupción en la atención, sí hubo una reducción en el testeo, por lo que el primer pilar de la cascada podría afectarse, y en consecuencia, los demás pilares de tratamiento y carga viral indetectable.

Otro desafío planteado es el de llegar a garantizar en los servicios de salud de manera rutinaria, la prueba de VIH a las parejas de las embarazadas VIH positivas como forma eficaz de llegar a estas personas que no conozcan su estado.

José Luis Satdjian terminó su intervención señalando que el rápido desarrollo de las vacunas contra la covid-19 es una muestra de que en poco tiempo la ciencia permite tener resultados eficaces, lo que enseña la validez de la búsqueda de su respaldo al momento de tomar decisiones en torno a políticas sanitarias: “Estos 40 años que recordamos desde la aparición de los primeros casos de VIH, nos desafían permanentemente a la búsqueda de respuestas, y esta coyuntura nos alienta a confiar y buscar respaldos en la ciencia.Especialmente que podamos asumir juntos los compromisos marcados para el 2030, haciendo énfasis en los Derechos Humanos y en el acceso a los servicios sociales básicos para todos, poniendo en un futuro no lejano, fin a las desigualdades”, agregó el jerarca.

 

Etiquetas