Pasar al contenido principal

Bienvenidos a nuestro nuevo sitio web, estamos trabajando para incorporar y acercar todos nuestros contenidos.

Mortalidad materna

Uruguay lidera en América baja de indicadores de mortalidad materna y embarazo adolescente

24 de Noviembre, 2019
“Uruguay encabeza en el continente americano los indicadores vinculados a la mortalidad materna, los métodos anticonceptivos, la reproducción humana asistida, el control de embarazos y el embarazo en adolescentes”, destacó el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, en el décimo aniversario de la promulgación de la Ley de Defensa del Derecho a la Salud Sexual y Reproductiva.
imagen fachada MSP

“Uruguay está a la vanguardia en América en derechos sexuales y reproductivos”, afirmó Basso en declaraciones a la prensa en la rendición de cuentas en el cumpleaños número 10 años de la promulgación de la Ley de Defensa del Derecho a la Salud Sexual y Reproductiva, presentada  este viernes 22 en la sede de la cartera, junto con el subsecretario de la cartera, Jorge Quian, y representantes de la Comisión Nacional Asesora en Salud Sexual y Reproductiva.

Basso valoró que gracias a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo no haya fallecimientos a causa de abortos. Agregó que la cifra de procedimientos “está en una meseta, con 1.000 casos al año”. La reducción de la mortalidad materna ubica a Uruguay como el país con el menor indicador al respecto de América.

El embarazo no deseado en adolescentes bajó del 16,4 % del total al 11,3 %, lo cual es reconocido en el mundo como un fenómeno especialmente destacado de la reforma sanitaria.

La caída de la mortalidad infantil es otro logro que se destaca, al haber alcanzado en la actualidad la tasa más baja de la historia de Uruguay, ubicada en 2018 en 6,6 por 1.000 nacidos vivos, la mitad de la registrada en 2004.

Detalló, además, que se avanzó en la eliminación de la sífilis congénita y del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) perinatal, a la vez de que se fortaleció el rol del primer nivel de atención para personas portadoras.

La educación sexual está presente en todos los niveles de la enseñanza, se trabaja en el cambio de modelo asistencial hacia la humanización de la asistencia institucional del nacimiento. Además, se desarrolla un plan contra la violencia basada en género y generaciones.

 

Etiquetas