Pasar al contenido principal
Recomendaciones - Software Público

Buenas prácticas para la evaluación y comparación de Software Público

La utilización de Software Libre y Formatos Abiertos y Estándar en la Administración Pública tiene una serie de implicancias que orientan a que el Estado utilice exclusivamente Software Libre y Formatos Abiertos y Estándar.

Específicamente el gobierno digital implica que la plataforma de Software Público presente una serie de atributos que permita sustentarla, destacando:

  • La confiabilidad y seguridad del sistema. Cuando se cuenta con el código fuente, el software puede ser auditado para encontrar fallas de seguridad. Esto implica procedimientos de seguridad que se basan en la claridad y transparencia (el conocimiento en profundidad de la fortaleza del algoritmo utilizado y no de la oscuridad, algo que de ser conocido por terceros tira por tierra la seguridad del sistema).
     
  • El acceso, control de la información y efecto de red. El uso de formatos abiertos y estándar evita que el Estado quede preso de un software específico controlado exclusivamente por una empresa. Por otra parte, asegura el acceso a la información durante toda la vida útil de la misma, lo que es imposible de asegurar con formatos cerrados. Tengamos en cuenta que cuando hablamos de la vida útil de los datos, en la confiabilidad y seguridad del sistema, en el caso de la Administración Pública, esto no es un tema menor, ya que buena parte de los datos recabados allí deben estar disponibles para nuestra generación tanto como para las generaciones futuras. El uso de formatos cerrados es utilizado por las empresas de software privativo para evitar que los usuarios puedan migrar hacia software de una empresa competidora o hacia Software Libre. Cuanto más usuarios usen un formato de archivos, más útil será para las empresas privadas, dado que será usado para intercambiar información dentro de una gran base de usuarios, y más difícil será cambiar a un formato diferente.

    Si dicho formato es, además, secreto y propiedad de una empresa en particular, lo anterior le otorga mayor dominio. Cuando el Estado es quien utiliza ese tipo de formato, el problema es aún mayor, dado que es quien empieza a volverse dependiente de una única empresa. Cuando se trabaja con formatos abiertos y estándar, la dependencia generada por el efecto de red se atenúa. Cualquier empresa puede generar software para trabajar con un formato de archivos abiertos y estándar, dado que sus especificaciones son accesibles libremente. Por otra parte, se estimula la libre competencia entre proveedores.
  • La transparencia con que se instrumenta todo el sistema de manejo de la información. La única manera que tenemos de confiar en el proceso es si podemos auditar completamente todo el software, y corregirlo para asegurarnos de que haga lo que dice hacer, y sólo lo que dice hacer.
     
  • El costo de su implementación. El software cuesta dinero. Inclusive el Software Libre no es sinónimo de software gratuito, puede serlo o no. Lo que sí es seguro, es que con el Software Libre el Estado se ahorra el pago de licencias y que, si algo debe pagar, lo hace en desarrollo, mantenimiento y formación. Esto implica que con una perspectiva de futuro, la opción por el Software Libre es la más económica. Cuando el Estado utiliza Software Libre y Formatos Abiertos, puede elegir el proveedor, dado que todos los desarrolladores se encuentran en igualdad de condiciones. Por otra parte, lo que el Estado gasta en desarrollo, mantenimiento, formación, etc, queda en el país, se redistribuye, se genera empleo y una parte retorna al propio Estado en el pago de impuestos.
     
  • La independencia tecnológica que pueda tener el Estado de los proveedores. La apropiación de las nuevas tecnologías implica mucho más que saber utilizar un medio tecnológico, implica profundizar en la forma en que ha sido desarrollado el software, esto solo es posible con el Software Libre. Cuando se utiliza Software Libre se produce una difusión horizontal del conocimiento, los programadores aprenden y mejoran su trabajo, el software se comparte, se combate la brecha digital. Lo anterior asegura, con el tiempo, una mayor independencia, una apropiación de la tecnología y a la vez un ahorro en costos.

Para ampliar esta información descargar la Guía de buenas prácticas para la evaluación y comparación de Software Público

Etiquetas