Pasar al contenido principal

Seminario-debate Entretierras 2019. A 10 años de la Ley de Migración 18.250. Avances y desafíos.

28 de Mayo, 2019
El jueves 30 de mayo se realizó "Entretierras", un seminario/debate que busca promover el diálogo entre los organismos de gobierno, la academia y la sociedad civil, sobre el contexto actual de la migración en Uruguay.

En esta tercera edición el objetivo se centró en los avances y desafíos a diez años de la aprobación de la Ley No 18.250, tanto para el Estado, la sociedad civil, la academia, y el movimiento sindical.

El Departamento de Migrantes del MIDES tiene como objetivo favorecer la integración social de las personas migrantes a través del fortalecimiento del ejercicio de derechos, del acceso a la información y al conocimiento; de la promoción de la participación social en espacios de debate sobre políticas públicas; y de la contribución a la regularización de la documentación.

La migración en la actualidad

A partir de 2011, en Uruguay se empezaron a dar nuevos fenómenos migratorios, relacionados con diferentes orígenes nacionales, que han traído consigo nuevos desafíos. La migración tradicional proveniente de países europeos (Italia y España), y fronterizos (Argentina y Brasil), se ve sustituida y ampliada por nuevos orígenes: Chile, Colombia, Cuba, República Dominicana, Ecuador, México, Paraguay, Perú y Venezuela. Los cambios en los perfiles migratorios presentan un reto sobre cómo garantizar los derechos, de manera independiente al origen nacional de la persona migrante.

Derechos Humanos y Migración

Migrar es un derecho, por lo que los estados deben garantizarlo asegurando el máximo de los recursos disponibles.

Para ello es imprescindible la igualdad de trato y de goce de derechos entre nacionales y migrantes, el principio de no discriminación, la integración sociocultural y el respeto a la diversidad e identidad cultural; y la protección integral a los grupos de migrantes en situación más vulnerable.

En Uruguay la dinámica migratoria ha cambiado con respecto a la migración recibida hasta mediados del siglo XX. En este sentido, se registra un crecimiento de la población de retorno y de los flujos de origen latinoamericano de países no tradicionales, como ser Venezuela, Cuba y República Dominicana. Sin embargo, cabe hacer mención que el porcentaje de población no nativa se mantiene estable con un 2,4 % de acuerdo al Censo 2011, dado el fallecimiento de la población inmigrante llegada a principios del siglo pasado.

Personas migrantes atendidas en MIDES entre los años 2008 y 2018

Según los datos proporcionados por la Dirección Nacional de Evaluación y Monitoreo (DINEM) el promedio de consultas por mes en el año 2008 era de 40, en el mismo año la cantidad de personas que se acercaron a oficinas del Mides fue de 363. Para el año 2018 tanto la cantidad de consultas como de personas atendidas aumentó considerablemente, teniendo un promedio mensual 600 consultas y brindando asesoramiento a 3.867 personas en dicho año.

La cantidad de personas por país, según la base del Sistema de Información Integrada del Área Social (SIIAS) en el mes de abril de 2016 había en total 156.575 personas de nacionalidad extranjera. Por otro lado, aunque los números varían levemente según la fuente consultada (Censo 2011, SIIAS o ECH) hay consenso en que la distribución relativa de la población por nacionalidad reporta a Argentina (30,2%) como principal origen, seguido de Brasil (12,8%) y el resto de países de la región como Perú, República Dominicana, Bolivia, Colombia, Chile, Paraguay, Venezuela, Cuba (Koolhaas, Prieto y Robaina, 2017).

En el 2008 los orígenes más comunes eran los regionales, mientras que para el 2018 el Departamento de Migrantes atendió a personas de diversos orígenes nacionales, creciendo aquellos que no eran frecuentes como ser: Cuba, República Dominicana, Venezuela, entre otros.

Avances y desafíos

Uruguay se encuentra a la vanguardia, en la región, en la garantía de los derechos humanos de las personas migrantes. La Ley No 18.250 implicó un gran avance en este sentido ya que la migración dejó de ser entendida desde una concepción de seguridad estatal, para pasar a un enfoque de derechos humanos.

En estos diez años se ha avanzado en buenas prácticas que hacen posible el efectivo acceso a derechos de las personas migrantes como: documentación, salud y educación.

En lo que respecta al MIDES se ha avanzado en la institucionalización con la creación del Departamento de Migrantes con mayores competencias y fortalecimiento del equipo.

Desde el año 2009 se brindan capacitaciones sobre "Migración y regularización de la documentación", realizando 71 instancias con la participación de 1.559 técnicos/as de dispositivos territoriales del MIDES en todo el país.

El ministerio cuenta por tanto, con un servicio especializado de alcance nacional que desde el 2008 ha atendido 12.273 personas migrantes, de 85 países diferentes a las cuales se ha asesorado, coordinando y exonerando gestiones ante diversos organismos públicos nacionales así como representaciones consulares.

A diez años de la sanción de la Ley No 18.250 y tomando en cuenta el contexto migratorio actual, desde el Departamento de Migrantes se visualiza la oportunidad de la construcción de un Plan Nacional dirigido hacia la población migrante. Éste deberá ser elaborado y validado por el Estado, la sociedad civil y la academia, siendo el objetivo reducir las brechas existentes entre la población migrante y nacional en lo que respecta al acceso y goce de derechos humanos. Se entiende que sería un instrumento para trabajar la igualdad y no discriminación en la población migrante, y por tanto, en el conjunto de la sociedad uruguaya.

 

 

Etiquetas

Documentos adjuntos