Pasar al contenido principal

Día Mundial del Lavado de Mano

15 de octubre: Día Mundial del Lavado de Manos

El Día Mundial del Lavado de Manos es una oportunidad para la promoción de la higiene de manos. La implementación de este buen hábito en la sociedad podría implicar cambios importantes en todo lo que refiere a la salud de la población y consecuentemente, en las políticas sanitarias a llevar adelante. "Higiene de manos para todos" se convierte en un llamado a la acción para hacer de la higiene de manos una realidad para toda la población.
Lavado de manos

La pandemia de la Covid-19 ha puesto de relieve el papel relevante que desempeña la higiene de las manos para cortar la cadena de trasmisión de enfermedades, además de haber dejado en evidencia lo bueno que es que haya medidas que posibiliten el logro del lavado de manos en todos los entornos públicos y privados, como una forma efectiva de respuesta y control de la pandemia de la Covid-19.

Lavarse las manos con agua y jabón destruye la membrana externa del virus y, por lo tanto, lo inactiva, evitando su propagación. De esta forma lavarse las manos regularmente con agua y jabón reduce las posibilidades de contagio de la Covid-19.

Pero no solamente para la Covid-19 es que el lavado de manos es fundamental, sino que con esta simple acción se logra reducir la propagación de la resistencia a los antimicrobianos, se logra protección contra las infecciones asociadas con la atención médica, se logra reducir la trasmisión de patógenos relacionados con brotes como el cólera, SARS y la hepatitis E entre otras, además de que permite la reducción de entre un 30 y 48 por ciento de las enfermedades diarreicas y un 20 por ciento de las enfermedades respiratorias agudas. Asimismo, el lavado de manos previene de la contaminación por parte de agentes químicos o biológicos presentes en el ambiente de trabajo, transporte, el domicilio y la ciudad.

Siempre es bueno tener las manos higienizadas, pero se hace más hincapié en la necesidad del lavado de manos antes y después de manipular alimentos en general, cuando se pasa de la manipulación de alimentos crudos a cocidos y viceversa, antes y después de comer y amamantar, después de manipular basura o desperdicios, después de ir al baño, sonarse la nariz, toser o estornudar y luego de cambiarle los pañales al bebé. También es de especial importancia al llegar de la calle, luego de haber tocado objetos como dinero, pasamanos, llaves, después de haber tenido contacto con animales y después que los niños juegan con tierra o juguetes en espacios exteriores, el lavado de manos puede evitar distintos tipos de contaminación.

La higiene de manos es un tema de toda la población y va más allá del control de la actual pandemia o las intervenciones de salud, sino que la apuesta es a la construcción de una cultura de la higiene de manos por todos los beneficios que trae la adquisición de este buen hábito. Debemos recordar que el mejor lavado de manos es aquél que se lleva a cabo con agua y jabón, que se puede reemplazar, eventualmente, por alcohol en gel. Esta sencilla práctica de higiene, es el modo más efectivo de cuidar tu salud y la de toda tu familia.

 

Galería de imágenes

Descargar todas las imágenes
14 imágenes

Etiquetas