Pasar al contenido principal
Cardiovascular

Mes de la Salud Cardiovascular

Desde el Ministerio de Salud Pública (MSP) se observó que había una íntima relación entre la salud cardiovascular y la cerebral que llevó a se implementara el mes de setiembre como el mes de la salud cardiovascular con especial hincapié en tres enfermedades que tienen, además en el mismo mes, sus propias fechas recordatorias: la epilepsia, la migraña y el Alzheimer.
Dr. Asqueta

La epilepsia es un trastorno de la corteza cerebral por la cual descargas anormales de la neurona generan determinados síntomas y signos. Esta enfermedad, cuando no es diagnosticada a tiempo, tratada y seguida adecuadamente, puede hacer que la persona se vea limitada en su accionar en los distintos ámbitos de su vida, lo que afecta gravemente la calidad de vida. Tiene una relativa alta prevalencia y se puede manifestar a cualquier edad, aunque en la infancia y primera infancia, más específicamente, es cuando más se detecta.

Las graves consecuencias que acarrea el mal manejo de esta enfermedad es lo que propició a que el MSP considerara poner especial atención en esta afección y las posibilidades de combatirla.

La migraña, otra de las enfermedades en las que se hará especial hincapié desde el programa de salud cerebral dirigido por el neurólogo Ignacio Amorín, también puede, en malas condiciones de diagnóstico y tratamiento, inhabilitar a la persona a desarrollar su vida con normalidad. Generalmente se manifiesta como un dolor de cabeza intenso con características particulares en cuanto a la duración, intensidad y tipo de dolor. Aunque a nivel mundial, una de las principales razones de consulta son, además del dolor de espalda, los dolores de cabeza, aún hay dificultades al momento del diagnóstico de las migrañas.

El Alzheimer es una de las enfermedades degenerativas de nuestro cerebro más prevalentes en nuestra sociedad. Su gran  impacto hace que rápidamente se reflejen sus consecuencias en el comportamiento, la socialización y todas las demás áreas de la vida. Afecta a personas mayores de 55 años y puede someter, a veces en corto tiempo, a una incapacidad que genera grandes alteraciones en el paciente y su alrededor, lo que lleva de forma irremediable a una notoria disminución de la calidad de vida.

Estas tres enfermedades junto a las crónicas no trasmisibles (ENT) tienen en común que comparten los mismos factores de riesgo: el consumo de tabaco, el uso nocivo de alcohol, el sobrepeso y la obesidad, el sedentarismo y la falta de actividad física, y el consumo excesivo de sal. Todos factores de riesgo factibles de ser disminuidos con un cambio en los hábitos de vida.

“Esta administración está muy focalizada en abordar el tema en conjunto, la enfermedad crónica no transmisible y particularmente lo cardiovascular global, con un cambio de paradigma basados en evidencia científica deque las acciones fundamentales son las de promoción de la salud y prevención de las enfermedades” explicó el director general de saluddel MSP, Miguel Asqueta.

Desde el MSP se considera que el ser humano debe ser responsable de su salud y el Estado, en conjunto a la academia, los grupos científicos y los depositarios del conocimiento en general, debe brindar ese conocimiento a la población para que, con todos los elementos a la vista, pueda conocer, entender y actuar en concordancia al problema que se le presente, haciéndose cargo y responsable de la propia salud.

Así es que el gobierno tiene la obligación de garantizar el conocimiento y el acceso oportuno y adecuado a cualquier tecnología que diagnostique una enfermedad, así como a su posterior seguimiento. La intervención debe ser a través de normas firmes, claras, concretas y coherentes en la regulación de las distintas áreas de la sociedad para que cuando la población esté en posición de consumidor pueda tomar las mejores decisiones; las mejores decisiones se toman con la libertad de tener todo el conocimiento sin engaños.

La educación también es un ámbito bueno de generación de hábitos saludables para protección de la calidad de vida, de forma que las personas se desarrollen y mejoren sus facultades físicas, síquicas, sociales y demás.

Esta administración quiere profundizar en el aspecto de la accesibilidad del Sistema Nacional Integrado de Salud. Hay que lograr un acceso oportuno, eficiente y adecuado de todos los pacientes a sus centros de salud y a los tratamientos que necesiten independientemente del lugar geográfico en el que se encuentren. Por lo que aquellas personas que se encuentran más lejos de los centros de salud hoy día, son los que deben ser atendidos de forma particular.

Buscamos completar el ciclo de la promoción de salud: promover la salud, prevenir las enfermedades, detectarlas de forma oportuna cuando se produzcan, tratarlas adecuadamente y luego rehabilitar al paciente: “si no se hace una adecuada rehabilitación de las enfermedades en aquellas personas que tuvieron una patología, las secuelas que le deje pueden ser potencialmente invalidantes e incluso llevar a la muerte según su progresión. Ahí es donde la rehabilitación toma un rol fundamental y hay muchísimo por recorrer para lograr las mejoras necesarias.”

También en salud cerebral uno de los temas clave es la rehabilitación de las personas.

Etiquetas

Si encontraste algún error en este sitio: ayudanos a mejorarlo.