Pasar al contenido principal
salud niñez

MSP lanzó nuevo carnet de control pediátrico

Se desarrolló en el salón de actos del Ministerio de Salud Pública la presentación del nuevo carnet de control pediátrico elaborado por el programa de Salud en la niñez con colaboración de las clínicas pediátricas de la Facultad de Medicina de la Udelar, la Sociedad Uruguaya de pediatría y con base en sugerencias y recomendaciones de sendos programas del MSP.
Dr. Asqueta en conferencia

La oratoria del encuentro estuvo a cargo del director general de salud del ministerio, Miguel Asqueta y la coordinadora del programa, Alicia Fernández.

Según la responsable del programa la iniciativa de realizar un nuevo carnet de control pediátrico surge de la necesidad de actualizarlo teniendo en cuenta que el anterior había sido creado en 2005.

Lo primero que se buscó fue plantear un  enfoque inclusivo, integrando en un solo documento los cuatro anteriores (el del niño, la niña, el niño con trisomía 21 y la niña con trisomía 21).

De cara a responder demandas sociales actuales y acompasarse a los tiempos que corren entre otros cambios conceptuales y prácticos, se destaca que en lugar de “padres” se habla de “cuidadores” a cargo y se contempla que ante un caso de transexualidad se pueda cambiar el nombre del niño o niña sin cambiar el carnet, entendido éste como un documento con información de vital importancia para la prevención y seguimiento de la salud de los niños.

Un aporte importante es el control médico de la madre previo a la gestación y posterior al parto, teniendo en cuenta la fuerte incidencia de las enfermedades no transmisibles, el sobrepeso y obesidad como factores de riesgo de patologías cardiovasculares y oncológicas, así como la  incorporación de  información sobre las principales vacunas que deben recibir las embarazadas, fundamentalmente la Dpat que incluye la tos convulsa y antigripal durante el período de gestación.

Para evitar la estigmatización se decidió hablar de ITS (infecciones de transmisión sexual) y se optó por registrar la existencia de las mismas con los resultados del examen y el tratamiento planteado, sin definir la patología específica.

“Se jerarquizó la información referente a la lactancia materna, al sueño seguro del recién nacido como modo de prevención de  muerte súbita y se hicieron ajustes en la alimentación complementaria en los primeros dos años de vida porque es en esa etapa donde se adquieren hábitos que impactarán en los años posteriores”, explica Fernández.

Respecto al Certificado Esquema de Vacunación se detallan las vacunas que deben recibir hasta los 12 años para prevenir las principales enfermedades.

En cuanto  a controles, se incorporó el desarrollo puberal con la escala de Tanner, que mediante imágenes permite identificar si el desarrollo es precoz, tardío o normal y respecto a las curvas, además de peso, talla y perímetro cefálico, se  incorpora la circunferencia de cintura para medir el sobrepeso y obesidad en niños y también en prematuros. 

Dentro de lesiones no intencionales se jerarquizó el ahogamiento, la siniestralidad vial y accidentes domésticos que vinculen niños. Se hicieron cambios en salud bucal y ocular.

Se espera que en octubre la versión impresa esté disponible para que las embarazadas y las familias que den a luz, puedan empezar a utilizarlo y posteriormente estará disponible en  versión digital.

 

 

 

Videos

Etiquetas