Pasar al contenido principal
Materiales didácticos

Al volante hay límites de velocidad

El exceso de velocidad potencia los fallos humanos en la conducción y actúa como un factor agravante en un siniestro de tránsito.
A mayor velocidad, en caso de siniestro, es mayor la energía cinética a disipar lo que implica un mayor riesgo de lesión grave o mortal para los ocupantes del vehículo.
""

DATOS

  • La probabilidad de que un peatón sobreviva a un atropello a más de 60km/h es casi nula.

  • Un siniestro que se produce a 70km/h es tan violento como caer de un séptimo piso.

  • Si se circula por una curva a una velocidad excesiva, el riesgo de sufrir una salida de la vía puede llegar a multiplicarse por tres.

  • Cuando no se respetan los límites de velocidad establecidos o no se circula a una velocidad adecuada la proporción de siniestros mortales es un 60% superior.

Velocidad reglamentaria: la indica la señalización

En zonas urbanas la velocidad de circulación recomendada es de 45km/h y en ruta es de 90km/h.

La única excepción es donde la señalización indica otras alternativas.

 

Velocidad adecuada: la indican los sentidos y depende del contexto

  • Es importante disminuir la velocidad en caso de: calle mojada, niebla, zonas escolares, cruces peatonales y en zonas rurales donde puede haber animales sueltos.

  • La reducción de la velocidad en zonas urbanas es esencial para proteger a peatones y ciclistas.

  • Es recomendable reducir la velocidad en todas las intersecciones, aún teniendo la preferencia o semáforo en verde.

 

Efecto túnel

Cuando se incrementa la velocidad de circulación se va reduciendo el ángulo de visión del que percibimos objetos y personas,  generando dificultades sobre lo que es posible abarcar con la vista, evaluar distancias y tomar decisiones.

Además, a velocidad excesiva aparecen cambios psicofísicos que potencian la fatiga, incrementan las probabilidades de distracción y pueden aparecer respuestas emocionales como estrés y agresividad en algunas personas.

 

imagen del efecto túnel que explica los ángulos de visión según la velocidad

 

 

Distancia de detención:

Es la distancia que recorre un vehículo desde que el conductor se percata de la presencia de un obstáculo en el camino, hasta que se detiene completamente.

Tiempo de reacción: es el tiempo que transcurre entre que el conductor se da cuenta de que existe un obstáculo en frente y reacciona. Este depende del estado psicofísico del conductor (cansancio, fatiga, etc) y de su experiencia en la conducción.

Distancia de reacción: equivale a la distancia que recorre el vehículo mientras el conductor reacciona pisando el pedal de freno. Mientras el vehículo recorre esta distancia, éste mantiene la velocidad.

Distancia de frenado: es aquella que recorre el veh{iculo desde que se pisa el pedal de frenohasta que éste se detiene.

 

imagen de distancias de frenado

 

Distancia de seguridad

Es la que se debe guardar con el vehículo precedente para que ante cualquier incidencia sea posible detenerse sin peligro.

¿Cómo calcularla?

Se aconseja que transcurran 3 segundos desde que el vehículo que nos precede pase por un punto fijo hasta que pasemos nosotros.

 

Curvas y velocidad

En las curvas los vehículos se someten a una serie de fuerzas que si se desequilibran pueden sacarlos de la vía. Si se circula a una velocidad excesiva en ellas, el vehículo puede llegar a volverse inestable y perder su trayectoria.

Ingresar a una curva a velocidad inadecuada o mayor a la permitida implica no obtener respuesta adecuada de los frenos. Es por ello que la probabilidad de siniestro en curva se incrementa sensiblemente con la velocidad y se dispara, por ejemplo, cuando el suelo esta mojado, con gravilla suelta o cuando los neumáticos están en mal estado.

La velocidad excesiva disminuye la capacidad de frenado. Por ello, la probabilidad de siniestro en curva se incrementa sensiblemente con la velocidad y se dispara, por ejemplo, cuando el suelo está mojado o cuando los neumáticos están en mal estado.

Los neumáticos

Se debe conocer la presión recomendada por el fabricante del vehículo. Ésta viene indicada en el manual de mantenimiento,  puerta del conductor o  tapa del depósito de combustible. Ésta debe ser revisada una vez al mes en frío, y siempre antes de emprender un largo viaje o con el vehículo cargado.

Dibujo:

Debe controlarse la profundidad del dibujo de los neumáticos como forma de asegurar el correcto agarre, debida tracción y evitar el hidroplaneamiento (pérdida de contacto del neumático con la calzada a causa del agua). La profundidad de las ranuras del dibujo no debe ser inferior a los 1,6 mm.

Hidroplaneamiento

Es la pérdida de contacto del neumático con la calzada a causa del agua.

Éste también ocurre cuando se circula a una velocidad inadecuada sobre pavimento con mucha agua.

Cuanto mayor sea la velocidad y más inflado esté el neumático,menor será el contacto entre el neumático y la carretera y mayor será la posibilidad de hidroplanear. No es recomendable circular a más de 45 km/h en esta situación.

 

Etiquetas

Si encontraste algún error en este sitio: ayudanos a mejorarlo.