Pasar al contenido principal
Conferencia CAF

Ministra Arbeleche: “Oportunidad para revisar sistemas de seguridad social y salud y hacerlos más eficaces y eficientes"

En conferencia organizada por CAF-Banco de Desarrollo de América para presentar en Uruguay el informe titulado “Los sistemas de pensiones y salud en América Latina: los desafíos del envejecimiento, el cambio tecnológico y la informalidad”, la ministra de Economía Azucena Arbeleche expresó que la situación demográfica y la pandemia son estímulos para acelerar un proceso de reformas en los sistemas de seguridad social y de cuidados de la salud.
Conferencia CAF

En el panel de apertura, junto al ministro de Trabajo y Seguridad Social Pablo Mieres, y al representante de CAF en Uruguay Francois Borit, la ministra Arbeleche indicó que “el libro hace un foco a la protección del adulto mayor, haciendo un análisis completo y complejo”, pero que “también tendríamos que abordar a toda la población porque de alguna manera, directa o indirectamente, están involucrada” en estos temas, y agregó que “hay un énfasis particular y que tenemos pendiente, que es la primera infancia”.

“Con respecto al tema de seguridad social, el Uruguay entendió, y toda la sociedad uruguaya lo hizo así, que era momento de llevar adelante una reforma en este sentido, y el gobierno ha propuesto una reforma estructural, que -si bien Uruguay compara positivamente con la región-, es indispensable. Luego de casi 30 años de la reforma anterior, llevar adelante una revisión profunda de la misma”, opinó Arbeleche.

“Cuando uno habla de una reforma, tenemos elementos que hacen a la cobertura del sistema, a la suficiencia de las prestaciones, y elementos que hacen a la sostenibilidad del mismo”, expresó.

“Claramente, en términos de cobertura, Uruguay está bien posicionado -y esto el reporte lo deja bien claro-, pero todavía tenemos mucho para avanzar en términos de adecuación de las prestaciones y especialmente en términos de sostenibilidad del sistema”, enfatizó la ministra.

“La ley de urgente consideración creó el Comité de Expertos, de 15 personas, que cubre a todo el espectro político, el Poder Ejecutivo, los distintos partidos representados, los trabajadores, los empresarios, y los jubilados y pensionistas, y tiene 90 días para realizar un diagnóstico y otros 90 días para realizar recomendaciones concretas. Estamos muy esperanzados y confiados en que vamos a salir adelante con un muy buen diseño”, sentenció.

“Uruguay se encuentra en un punto de inflexión que tiene que ver con su dinámica demográfica. Tenemos una población envejecida, con un 15 por ciento de la población con más de 65 años (esto compara muy alto en lo que es América Latina, que está en el entorno de 8 por ciento), con guarismos más similares a Europa, con lo cual la presión sobre la reforma del sistema y sobre los gastos asociados en términos de jubilaciones y pensiones es muy alto, por lo que urge realizar este rediseño del sistema, con algunos elementos centrales que tienen que ver con la justicia entre generaciones -como lo es el caso para otro tipo de políticas públicas que tenemos que mirar más allá de una generación-, con un elemento fundamental que es el compartir responsabilidades -esto no es un tema de solo del Estado o solo de los individuos, tiene que compartirse esa responsabilidad-, y el principio de solidaridad, que obviamente que tiene que estar presente, en particular para alcanzar determinados beneficios”, dijo la ministra.

“Y por supuesto todo esto no es posible si el sistema no es viable. Si no se puede sostener financieramente a lo largo del tiempo, entonces lo que estamos diseñando queda en el papel y no nos sirve para nada”, aclaró Arbeleche.

“En lo que respecta a la salud, tenemos el tema demográfico que mencionábamos, de una población envejecida de Uruguay, pero también está el tema epidemiológico que tenemos en este momento, de una alta incidencia de la tasa de mortalidad de enfermedades no trasmisibles, que tenemos que abordar. Esto pone presiones al sistema de salud y al sistema cuidados en general, y por lo tanto, por más que el nivel de gasto que la sociedad toda, sector público y privado, realiza en Uruguay, que es un 9 por ciento del producto, esto es alto en comparación internacional, debemos de ser muy cuidadosos en cómo se gasta y hacerlo de manera eficaz”, señaló.

“Uruguay ha avanzado en muchas sugerencias en materia de política sanitaria que están en este reporte, en particular en la protección financiera de los hogares en el gasto en salud, el definir explícitamente cuál es la cobertura de salud que tienen que dar los distintos regímenes, estoy hablando del Protocolo Integral de Salud, también ha avanzado en el desarrollo de la historia clínica electrónica. Pero por esta transición tanto demográfica como epidemiológica, debemos revisar el sistema y profundizar en alguno de sus aspectos”expresó la secretaria de Estado.

Y agregó: “En este momento estamos profundizando en la historia clínica electrónica, lo que es el sistema de salud.uy, y estamos revisando cómo llegar a tener un sistema más eficaz y eficiente. Por ejemplo, se está trabajando en relevar exactamente cuáles son las cápitas, distinguiendo distintos riesgos de cada uno de los pacientes, no solamente por sexo y edad. Estamos trabajando en el fortalecimiento de la gestión de los prestadores públicos, como ASSE, el Hospital Policial o el Hospital Militar; estamos trabajando en un verdadero sistema integral de salud, y no en sistemas fragmentados; estamos trabajando en evitar las múltiples coberturas de salud porque también eso implica múltiples gastos y en algunos casos también de parte del Estado. Y también, finalmente, estamos trabajando en la evaluación de las tecnologías sanitarias y ejemplo de ello es la nueva agencia que se propone en la ley de presupuesto, a estudio del Senado. También estamos profundizando el gasto en la prevención de salud, que es crucial”.

“El reporte tiene como una de sus preguntas fundamentales cuáles son los desafíos en los sistemas de pensiones y salud que enfrenta la región, frente a tendencias demográficas como la que hemos explicitado para el caso uruguayo, frene a la informalidad y al cambio tecnológico. Y creo que tenemos que agregar que la pandemia es uno de los elementos clave que nos implica repensar a fondo estos sistemas. De alguna manera entiendo que es una oportunidad para revisar tanto el sistema de pensiones como el de salud en el medio de una pandemia, porque nos hace acelerar el proceso y pensar que realmente hay nuevas formas de trabajar y nuevas formas de protección social”, concluyó la ministra.

 

Audios

Galería de imágenes

Descargar todas las imágenes
2 imágenes

Enlaces de descarga

Etiquetas