Pasar al contenido principal
Distinción honorífica

El ministro Danilo Astori recibió la Medalla Delmira Agustini por su contribución a la cultura

14 de Octubre, 2019
El Ministerio de Educación y Cultura a través de su titular María Julia Muñoz otorgó la distinción al ministro de Economía Danilo Astori, al actor José Pepe Vázquez y al director del Centro Cultural de España Ricardo Ramón Jarne. A continuación se transcriben las palabras del ministro Astori en el momento del acto de entrega.
Medalla Delmira Agustini

La verdad es que no estoy en condiciones de valorar lo que puedo haber aportado para la cultura y las artes en el Uruguay. De lo que sí estoy seguro es que intenté hacer todo lo posible y voy a seguir intentando hacer todo lo posible.

Me están haciendo una distinción que lleva el nombre de una figura notable de la creación artística: Delmira Agustini, figura cumbre del modernismo literario latinoamericano, y me honra recibir un premio que la alude y que al mismo tiempo alude a la creación artística, esa que enriquece nuestro espíritu y nos hace mejores personas. Quisiera aprovechar esta circunstancia especial para adoptar una perspectiva un poco más amplia y aludir al universalismo cultural.

Y lo hago porque Uruguay tiene que mantener siempre vivo su objetivo fundamental de progresar en su nivel de desarrollo económico así como ser un país de avanzada, y hasta de vanguardia, en aspectos sustantivos de nuestra realidad social.

Ello pone en juego cantidades y especialmente calidades porque se trata de dar un salto en ambos sentidos. Pone en juego el valor económico, pero también los valores humanos, aspectos materiales y espirituales; esto es, los de nuestros fueros internos, riqueza y dignidad en la vida de todos nuestros compatriotas.

Un proceso hacia tal objetivo debe ser visto como un gran cambio cultural, por eso es que apelo a esta perspectiva del universalismo cultural: cambiar es un cambio cultural en primer lugar.

Como parte del cual vamos aprendiendo colectivamente a vivir la vida de otra manera. Se trata en particular de asumir la diversidad y construir cercanías, cohesión social, y así nos lo permite analizar el enfoque del universalismo cultural. Sería muy difícil avanzar sin un protagonismo social creciente, esta es una parte importante de la tarea de un gobierno: crear condiciones para que ese protagonismo crezca a todo nivel y apuntando a toda la sociedad. A los más humildes, sabiendo que son los más necesitados. Los más necesitados de una agenda de derechos y de oportunidades.

A los sectores medios, que más allá de sus niveles de ingreso, han sentido la responsabilidad cultural de constituir factores de equilibrio y estabilidad en la sociedad. A los que invierten, arriesgan, innovan y crean trabajo y oportunidades para sus compatriotas. En este sentido la Unesco en su concepto sobre nuestra diversidad creativa nos ayuda a comprender un planteo de este tipo sobre la peripecia humana.

El desarrollo humano se refiere al individuo que es tanto el objetivo último como el agente o actor principal. Sin embargo las personas no son átomos independientes, trabajan juntas, compiten, cooperan, interactúan de múltiples maneras. Es la cultura la que vincula a una con la otra y hace posible el desarrollo de cada persona. Esa cultura que según la Declaración de Friburgo de 2007 abarca los valores, las creencias, las convicciones, los idiomas, los saberes y las artes, las tradiciones, instituciones y modos de vida, por medio de los cuales una persona o un grupo expresa su humanidad y los significados que da a su existencia y a su desarrollo.

Se trata en realidad de hacer política. En el sentido más elevado y profundo del concepto. Se trata de asumir que somos sujetos de la historia. Y que la construimos actuando sobre la realidad con objetivos, estrategias y herramientas, para influir sobre las conductas de los ciudadanos, lo que es administrar el poder al servicio de esa construcción.

Para convocar a dar este paso hay que tener muy clara la importancia de los valores superiores que la inspiran. En cuya definición la ética está llamada a cumplir un papel fundamental. Hablo de la ética en tanto disciplina relativa a los valores o costumbres que se consideran buenos, según la concepción sobre el bien y el mal que existe en una comunidad, a partir de sus principios filosóficos o religiosos, su visión del mundo, sus costumbres, son las bases de un sistema de normas que determinan la rectitud de las conductas, que atañen al espíritu de cada uno de nosotros, pero también al estado de ánimo, la confianza, la autoestima. Es por esta vía que una sociedad se compromete con valores como el respeto, la tolerancia, la solidaridad y el altruismo. Una vez más muchas gracias por esta distinción que la llevaré siempre en lo más profundo de mi corazón.

Audios

Palabras del ministro Danilo Astori

Etiquetas