Pasar al contenido principal
Desarrollo y comunidad

Programa Comunas Energéticas llega a los municipios de Nueva Helvecia y La Paloma

Creación: 24/03/2021
Última actualización: 24/03/2021
El MIEM y los municipios de Nueva Helvecia y La Paloma lanzaron el programa Comunas Energéticas, que permitirá la construcción de diagnósticos energéticos y de estrategias energéticas locales, a través del trabajo de múltiples actores locales, con apoyo técnico de MIEM-DNE y con una perspectiva tanto ambiental como socioeconómica, apostando al desarrollo. Comunas Energéticas ya está presente en Atlántida y Solís de Mataojo, y el director nacional de Energía, Fitzgerald Cantero, anunció que habrá un llamado para que pueda extenderse a otros municipios de todo el país.
Director Fitzgerald Cantera en presentación virtual de Comunas Energéticas

El Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), a través de su Dirección Nacional de Energía (DNE), y los municipios de Nueva Helvecia y La Paloma lanzaron el programa Comunas Energéticas en ambas localidades, con un evento virtual que se desarrolló el 23 de marzo.

A través de este programa, se iniciarán los trabajos para la construcción de diagnósticos energéticos y de estrategias energéticas locales, junto a los actores de esos territorios.

En el evento participaron el director nacional de Energía, Fitzgerald Cantero; el alcalde de Nueva Helvecia, Marcelo Alonso; y el alcalde de La Paloma, Alcides Perdomo.

Comunas Energéticas es una plataforma de acción local para fomentar un desarrollo energético sostenible y resiliente al cambio climático en los municipios de Uruguay. MIEM-DNE apoya a los actores en el territorio, involucrando no solo a los municipios, sino también a privados, la academia, el sistema educativo y la sociedad civil.

En la presentación de esta nueva etapa, el director Cantero expresó la satisfacción por la inclusión de dos nuevos municipios a un programa que ya tuvo “interesantes experiencias” en dos localidades de diferentes características: Atlántida y Solís de Mataojo. Agregó que se trata de “una muy buena oportunidad para que los gobiernos locales, junto con el MIEM, podamos llevar adelante políticas que hagan anclaje en lo local”.

También manifestó la importancia de que las comunidades “hagan propias las iniciativas”, con un enfoque centrado en la eficiencia energética, y por lo tanto en el hallazgo de “alternativas para mejorar la calidad de vida de la gente” y para “aportar al desarrollo productivo”.

Cantero recordó que el trabajo de Comunas Energéticas —iniciado en 2017, en sus primeras etapas— contó con la cooperación de la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional (AUCI) y surgió de la cooperación sur-sur con Chile. A través de ese intercambio, se conocieron “ejemplos más avanzados que nos permiten llevar a nuestros territorios algunas experiencias que pueden ser aplicables”.

Eso, señaló, genera “aprendizajes constantes” para concretar los proyectos en los municipios y para que los técnicos puedan adquirir nuevas capacidades que se traducirán en políticas públicas.

El director nacional de Energía anunció que el programa se potenciará y se extenderá a otros municipios de todo el país. En algunas semanas habrá un llamado de ideas, con el objetivo de que presenten propuestas que mejoren sus localidades y territorios, sobre la base de la eficiencia energética. El MIEM aportará su saber técnico y apoyará la concreción y materialización de los proyectos. Las experiencias ya realizadas servirán de ejemplo para las nuevas propuestas.

Por su parte, el alcalde de Nueva Helvecia, Marcelo Alonso, dijo que su comunidad, altamente organizada, quiere apostar, innovando, a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Por ello, afirmó que la localidad ve en este proyecto una oportunidad para avanzar en una temática prioritaria y beneficiarse en el proceso.

En tanto, el alcalde de La Paloma, Alcides Perdomo, dijo que cuentan con diversas propuestas y planteos para satisfacer las necesidades de la comunidad en cuanto a la eficiencia energética, y apostó a que podrán organizarse para concretarlos adecuadamente a través de esta iniciativa.

 

Trabajo junto a las comunidades

El programa Comunas Energéticas, de origen suizo, llegó a Uruguay en 2017 gracias a la cooperación-sur-sur con los municipios chilenos. A través de un trabajo entre diversos actores, busca un cambio en las comunidades, que conduzca hacia un uso más sostenible de la energía, con una mirada enfocada en el desarrollo, el empleo, el género, lo social y lo ambiental, además de lo energético, explicó la coordinadora del proyecto, Alicia Torres.

El trabajo atraviesa diferentes etapas. En primer lugar, se reúne información para construir un diagnóstico que es validado por las comunidades, así como técnica y económicamente. Este diagnóstico incluye aspectos como la dimensión energética, la oferta de recursos y las dimensiones socioeconómica y productiva.

Sobre la base de sus resultados se construye una visión —adónde quiere ir el municipio—, que se traduce en objetivos y temas prioritarios y en la elaboración de un proyecto.

Durante el proceso se trabaja en talleres con las comunidades, diseñados de acuerdo a los temas que importan en cada localidad.

Actualmente, Atlántida y Solís de Mataojo se encuentran en etapa de finalización de sus proyectos. Gracias a Comunas Energéticas, a modo de ejemplo, en Solís de Mataojo surgió un especial interés por la valorización de residuos de su comedor municipal y, en ese marco, pudieron presentar un proyecto a Biovalor que les permitió comprar un biodigestor.

Comunas Energéticas también tiene como objetivo fortalecer las capacidades de los municipios y comunidades participantes.

Etiquetas