Pasar al contenido principal
Programa Asistentes Personales

Plan Piloto de Provisión Colectiva: MIDES e INACOOP firmaron un acuerdo de cooperación

El Ministerio de Desarrollo Social e INACOOP firmaron un acuerdo de cooperación entre ambas instituciones en el marco del “plan piloto” de provisión colectiva para el programa de Asistentes Personales.
Nicolás Scarela, Martín Fernández, Martin Lema, Andrea Brugman y Florencia Krall en la mesa

El Ministro de Desarrollo Social, Martín Lema y el directorio de INACOOP, firmaron un convenio entre ambas instituciones, mediante el que está previsto “aunar esfuerzos y generarán acciones de capacitación y asistencia técnica dirigidas a cooperativas de trabajo y cooperativas sociales que se desempeñan en el rubro de los cuidados a personas con dependencia”.

El acuerdo es un paso fundamental en la implementación del “plan piloto” de provisión colectiva, dirigido a asistentes personales, cooperativas y a usuarios del programa AP.

Con la colaboración de INACOOP, el equipo técnico de la Dirección de Cuidados del Ministerio de Desarrollo Social elaboró una propuesta que fue previamente presentada a las asistentes personales y a las cooperativas de Tacuarembó, Maldonado, Paysandú y Salto; los departamentos en los cuales dará inicio el proyecto.

“Queriendo mejorar el programa de Asistentes Personales, llegamos a la conclusión de que es muy bueno llevar adelante esta prestación mediante cooperativas”, dijo el Ministro. “Quiero reconocer el trabajo del equipo de Cuidados, que recorrió el país para poder implementar este plan piloto”.

“También quiero agradecer a INACOOP por su disposición y su experiencia. Hoy podemos decir que ya se instalaron las primeras cuatro cooperativas que estarán trabajando con esta nueva modalidad”, anunció Lema. “A partir del segundo semestre de este año se estarán dando 1.300 altas al programa de Asistentes Personales, 300 de ellas a través del plan piloto”. 

“Se trata de un escenario de ganar-ganar. Este convenio nos permitirá usar la experiencia de INACOOP, que será traducida en la mejora de los Cuidados”, finalizó. 

“Para el sistema cooperativo poder participar en una política pública tan importante como lo es el Sistema de Cuidados, es un orgullo”, dijo por su parte el Presidente de INACOOP, Martín Fernández. “Quiero agradecer al MIDES, ya que ha sido un interlocutor de primer nivel, y hemos visto que existe un compromiso absoluto de ambas partes, para que este plan piloto llegue a buen puerto”.

 

¿Qué caracteriza a esta modalidad de provisión colectiva?

 

El “plan piloto” de provisión colectiva tiene el objetivo de conformar 300 binomios en los departamentos mencionados.

El proceso de selección del proveedor del servicio seguirá quedando a cargo del usuario. De ahora en adelante, además de poder elegir en una lista de Asistentes Personales habilitados, el usuario también tendrá la opción de elegir el servicio entre un grupo de personas jurídicas (en este caso cooperativas) habilitadas.

 Con la modalidad individual usada hasta entonces, el usuario contrae obligaciones de empleador y el asistente personal, de empleado; lo que implica muchas debilidades, confusiones y conflictos en el funcionamiento del servicio. Ello ha sido señalado tanto por usuarios como por asistentes, como un aspecto crítico a mejorar en el funcionamiento del programa.

En el marco del “plan piloto” se prevé poner en operativa la modalidad de provisión colectiva. En este caso, la relación contractual será entre el usuario y la persona jurídica que provea el servicio (en esta primera instancia, cooperativas). Con ello, se apunta a aportar mayor claridad y garantías en la relación entre las partes.

En todos los casos, el servicio en domicilio deberá ser desarrollado por un Asistente Personal habilitado por el SNIC, y los derechos de las personas usuarias y las obligaciones de las asistentes personales no cambiarán y serán los mismos, tanto en la modalidad de provisión individual como en la colectiva.  

En cuanto a las prestaciones del programa, el usuario, que luego de una valoración de su situación de dependencia y socioeconómica puede percibir el 33%, 67% o 100% de una prestación de 4,6 BPC, debe crear una empresa unipersonal para contratar con ese dinero, los servicios de un asistente personal por un total de 80 horas mensuales. Dicho subsidio se determina en función de la capacidad de pago de los hogares y la carga de cuidados asociada, considerando todos los ingresos del hogar.

Los criterios para la asignación de la prestación no se modifican en ningún aspecto en el marco del piloto. La diferencia fundamental para el usuario, es que este ya no deberá crear su propia empresa unipersonal para contratar al asistente personal como “empleado”, sino que contratará los servicios de una cooperativa.

¿Qué implica para los asistentes personales?

Los asistentes personales pueden incorporarse a cooperativas ya existentes, o unirse para formar nuevas cooperativas mediante las que ofrecer sus servicios. El salario percibido por las 80 horas mensuales será el mismo en ambas modalidades.

A través de la provisión colectiva, la relación laboral (el contrato, el cobro del salario y la gestión de despidos, entre otros) con el asistido, se dará a través de la cooperativa de la que formen parte. El convenio firmado implica entre otras cosas, que este proceso será acompañado por INACOOP, lo que representa un fortalecimiento de las garantías laborales y de los derechos de ambas partes.

El servicio siempre deberá ser brindado por un asistente personal habilitado por el SNIC.

En este marco, el Ministerio de Desarrollo Social lanzó a principios de abril un llamado a registro de personas jurídicas prestadoras de servicios de Asistente Personal del Sistema Nacional de Cuidados, que puede consultarse en el siguiente enlace, donde también se encuentran los documentos necesarios para presentarse a la misma.

 

Etiquetas