Pasar al contenido principal
Uruguay, un país para filmar

El Gobierno lanzó el Programa Uruguay Audiovisual para apoyar a un sector clave para la economía

Creación: 27/11/2020
Última actualización: 27/11/2020
Por la capacidad de sus recursos humanos, su infraestructura y sus atractivas locaciones, la industria audiovisual uruguaya se consolida en la actualidad. Este año se realizarán rodajes importantes que distribuirán plataformas internacionales, como Disney y Amazon, mientras se aguarda la construcción de una zona franca en Maldonado en 2021. Debido a su relevancia para toda la economía, el Gobierno apuesta a continuar fortaleciendo este sector. Para ello, potenció el Programa Uruguay Audovisual (PUA), que dejó de ser un piloto para transformarse en un recurso constituido para producciones uruguayas e internacionales, que agrega también un componente publicitario.
Campaña Uruguay un país para filmar

La producción audiovisual impulsa la actividad económica, tanto en las industrias creativas como en diversas áreas de la economía, ya que las producciones requieren gastos elevados en diversos sectores durante los rodajes, incluyendo servicios logísticos, tecnológicos y turísticos. Además, las industrias creativas proporcionan empleo altamente calificado. Por ese motivo, el sector audiovisual es una actividad relevante para los países y uno de los pilares para impulsar la recuperación económica en un contexto internacional de pandemia.

 

¿Cuáles son las características del sector audiovisual en Uruguay?

Esta industria exporta US$ 20 millones anuales promedio, considerando servicios de producción de comerciales y contenidos de ficción.

Emplea a 1500 personas en actividades de producción, posproducción y proyección de películas. Otras 1.500 personas se suman en actividades de rodajes (transporte, arrendamiento de equipos, catering, alojamiento).

En total, existen 460 empresas vinculadas a la producción de contenidos audiovisuales, en su gran mayoría micro y pequeñas. El 55 % de los presupuestos audiovisuales se destina a sueldos, y cerca del 30 % corresponde a servicios de otros sectores (hotelería, catering, transporte, y asesores). El salario promedio de los trabajadores de esta industria es $ 53.000

 

¿Cuáles son las ventajas de Uruguay en el sector audiovisual?

El país cuenta con buenas capacidades instaladas (por ejemplo, los estudios Reducto son destacados por su excelencia a nivel internacional) y recursos humanos de alto nivel, que incluyen técnicos y artistas con gran experiencia y capacidad. Además, posee locaciones atractivas y diversas en distancias cortas. Asimismo, actualmente cuenta con varias carreras terciarias y universitarias que siguen formando a técnicos con altas capacidades.

A esto se suma la libertad financiera, que permite transacciones en moneda extranjera sin restricciones, y la facilidad y rapidez para gestionar permisos para rodajes.

En el actual contexto de covid-19, Uruguay ha sido destacado internacionalmente por su manejo adecuado de la pandemia, lo que lo hace un destino interesante para los mercados exteriores. El país cuenta con un estricto protocolo frente al covid-19, y eso otorga garantías a quienes decidan llegar desde el exterior para filmar.

En tanto, la sólida infraestructura en telecomunicaciones uruguayas es otro de los elementos que destacan los actores del sistema audiovisual como una base que permite desarrollar los trabajos con seguridad.

Debido a las potencialidades de Uruguay en este sector es que existen importantes proyectos en la actualidad. Además de que se aguardan rodajes relevantes que serán distribuidos por plataformas internacionales, como Disney, Amazon, Netflix, HBO y Sony, ya fue aprobada la construcción de una zona franca audiovisual, denominada Punta del Este Studios, en el departamento de Maldonado. Se aguarda que comience en 2021.

 

¿Por qué el sector audiovisual es estratégico para Uruguay?

Tiene la particularidad de que genera un alto valor agregado, basado en el talento, la creatividad y el conocimiento.

“La industria audiovisual es estratégica para nuestro país”, dijo al respecto el ministro de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini. “Permite, rápidamente, generar niveles de actividad importantes en muy diversos sectores sobre los que derrama. Al mismo tiempo, capta divisas desde el exterior y permite posicionar al país y distinguirlo internacionalmente. Por eso, para nuestro Gobierno es un sector clave y se han implementado políticas públicas para apoyar su desarrollo”.

Una mirada complementaria, vinculada con la situación actual, sostuvo el director de la Dirección del Cine y Audiovisual Nacional (ICAU), Roberto Blatt. “La rápida y eficaz respuesta del Gobierno al desafío planteado por la pandemia, y la extraordinaria respuesta cívica de la población, junto a una generación de oro de técnicos, creadores y productores del mundo audiovisual, han llevado a la situación paradójica de que esta industria arte, en esta crisis mundial, consigue vivir uno de sus momentos más propicios, tanto en lo que se refiere al crecimiento interno como, sobre todo, a su potencial de competir a nivel internacional y convertirse en un hub a nivel global”, señaló.

En tanto, en el plan de trabajo para el quinquenio de Uruguay XXI, la industria audiovisual ocupa un lugar destacado. Esto se debe a  que “el país cuenta con una competitividad intrínseca: presenta una amplia variedad de locaciones en distancias cortas (de gran valor para los exigentes tiempos de un rodaje), técnicos destacados y reconocidos por su talento en la región y el mundo, e inversión en infraestructura y equipamiento de última generación”, explicó el presidente de Uruguay XXI, Jaime Miller.

“Tiene una probada capacidad de derrame en la economía del país, y alto impacto en algunas de las industrias más golpeadas por el covid-19, como la hotelería, el transporte y la gastronomía”, añadió.

El 30 % de los costos de producción audiovisual se invierten en servicios para esta industria, entre ellos la construcción, traslados, hotelería, catering, moda y estética, música, artes escénicas, energía, servicios públicos y seguridad, entre otros.

Miller también señaló que la industria audiovisual “permite mostrar nuestro país al mundo y despertar el interés hacia lugares particulares, que se visibilizan gracias a las películas uruguayas o rodadas en Uruguay, lo que se conoce como screentourism”.

Una mirada coincidente con la de estos actores del sector público tiene Mariana Secco, presidenta de la Asociación de Productores y Realizadores de Cine del Uruguay, ASOPROD. "El sector audiovisual es generador de cultura y de industria de inmenso valor agregado. Estamos listos para ser motor fundamental de la producción, la exportación de calidad y el ingreso de divisas al país. La articulación entre el sector público y privado es el camino para seguir atrayendo grandes inversiones”, afirmó.

Por su parte, la presidenta de la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE), Carmen Sánchez, recordó que, con producciones como Conquest, de Netflix, quedaron en nuestro país 1,65 dólares por cada dólar invertido.

 

¿Qué es el Programa Uruguay Audiovisual (PUA) y cómo funciona?

En noviembre de 2021, el Gobierno lanzó este programa que, sobre la base del potencial exportador de la industria audiovisual y sobre su derrame en la economía nacional, busca mejorar el posicionamiento de nuestro país, atrayendo producciones internacionales y apoyando la coproducción de realizaciones nacionales que puedan contar o no con inversores del exterior.  El apoyo que proporciona esta iniciativa incluye incentivos para la producción de comerciales en Uruguay, industria en la que nuestro país tiene amplia trayectoria.

A través de Uruguay Audiovisual se devolverá un porcentaje del gasto realizado en el país, que varía según el tamaño de la producción y tiene distintos topes de devolución máximos.

El programa consolida una prueba piloto realizada en 2019 con buenos resultados, entre ellos la realización productos internacionales. Como ejemplo se encuentra la serie Conquest, producida por Netflix.

El programa será administrado por la ANDE, con el apoyo de la Dirección Nacional de Telecomunicaciones y Servicios de Comunicación Audiovisual (Dinatel) del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), el ICAU y Uruguay XXI.

El instrumento permitirá que tanto producciones extranjeras como nacionales que se ejecuten en nuestro país presenten sus proyectos a un comité integrado por el ICAU, Uruguay XXI, MIEM-Dinatel y ANDE. Luego de una evaluación y aprobación, serán elegibles para el incentivo.  El sistema de cash rebate, como se lo conoce mundialmente en la industria, devolverá distintos porcentajes de los gastos realizados en las producciones, según el tamaño de cada proyecto, y con topes máximos de devolución. Para línea internacional, el sistema funcionará de acuerdo al siguiente detalle.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De esta manera, Uruguay está apostando a la industria audiovisual con incentivos específicos, como lo hacen otros países que compiten por estas producciones, como Brasil o Colombia.

De acuerdo con las producciones ya acordadas en el marco de este incentivo, se espera que las exportaciones de servicios audiovisuales se dupliquen en 2021, para superar los 40 millones de dólares.

Varias empresas internacionales han confirmado rodajes en Uruguay que ya están en producción y seguirán el próximo año, en el marco de este programa. Entre ellas se encuentran Amazon, Netflix, HBO y Sony.

Más información en el sitio web de Uruguay Audiovisual.

 

¿Qué instrumentos ha generado MIEM-Dinatel para promover el sector audiovisual?

El MIEM, a través de Dinatel, ha destinado un promedio de 100.000 dólares anuales al apoyo del sector audiovisual.

Ha realizado convocatorias para promover la realización de series de animación y ha otorgado fondos para que se retrate la participación de las mujeres en la actividad productiva, a través del género documental.

Junto a la Dirección Nacional de Industrias del MIEM, también efectuó un relevamiento de información sobre el sector.

MIEM-Dinatel participa de la mesa de internacionalización junto a ICAU, Uruguay XXI y las cámaras empresariales. También integra el grupo de trabajo de Series Uy, en conjunto con el ICAU, Montevideo Audiovisual-Tevé Ciudad y TNU.

Finalmente, MIEM-Dinatel integra el Programa Uruguay Audiovisual, en conjunto con ICAU, ANDE y Uruguay XXI.

 

 

Enlaces relacionados

Etiquetas