Pasar al contenido principal
67 % de empleos en Uruguay

Paganini dijo que apoyos del Gobierno a mipymes continuarán para que “mantengan sus motores encendidos” y se desarrollen

El ministro participó en el webinar Estemos abiertos Uruguay, que busca colaborar con la reactivación de pequeños comercios. Repasó las medidas ejecutadas por el Gobierno y el MIEM para apoyar a las mipymes en su reactivación hacia la nueva normalidad y señaló que el Estado tiene un rol de apoyo relevante para generar herramientas para al sector privado, que constituye el “motor de la economía”.
Ministro Paganini en webinar Estemos abiertos Uruguay

El ministro de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini, participó del webinar Estemos abiertos Uruguay, un programa creado para colaborar con la reactivación de pequeños comercios ante el contexto de pandemia. El webinar fue impulsado desde Coca-Cola, en alianza con Endeavor, Cambadu y las organizaciones sociales Ceprodih y Kolping.

En su participación, Paganini profundizó en las medidas de incentivo a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) desarrolladas en el sector público.

Además de elogiar el webinar, ya que constituye un insumo hacia la nueva normalidad, el ministro recordó que el 99,5 % de empresas uruguayas son mipymes, y agregó que en ellas trabajan casi el 70 % de los uruguayos. En particular, las mipymes relacionadas con la comercialización de alimentos generan más de 35.000 puestos de trabajo.

“Para el Gobierno, sin duda, es clave mantener la salud de este sector”, afirmó el secretario de Estado. Indicó que, desde el inicio de la crisis sanitaria, el Gobierno tomó medidas con ese objetivo. De forma inmediata, se definieron apoyos a las mipymes, que consistieron en 9 millones de dólares. Además, se flexibilizó el seguro de desempleo. El 20 % de las empresas que se acogieron al seguro parcial integraron el sector del comercio. Esta herramienta, dijo el ministro, fue efectiva para preservar los vínculos laborales y “permitir una rápida recomposición una vez que [las empresas] empiecen a retomar la actividad”, algo que ya está ocurriendo de forma paulatina, señaló.

Por otro lado, el Gobierno determinó la prórroga de vencimientos de impuestos, en particular el anticipo del IRAE, el ICOSA y el Impuesto al Patrimonio.

Asimismo, se otorgaron créditos especiales para la emergencia: fueron casi 4000 por un monto de 18 millones de dólares. En tanto, el Sistema Nacional de Garantías (SIGA) se amplió y entregó (a través de SIGA Emergencia) casi 9400 créditos, dijo el ministro.

Por otra parte, sobre la base de que era necesario generar medidas de mitigación y de que habría un impacto en las formas de trabajo y en los negocios, el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), a través de su Dirección Nacional de Artesanías, Pequeñas y Medianas Empresas (Dinapyme), realizó un relevamiento del estado de situación, para de este modo evaluar y diseñar instrumentos que permitieran a las empresas salir de la crisis.

Como consecuencia, se abrió el programa Piade Contingencia Covid-19, que las apoya técnicamente para reincorporar personal y utilizar canales como el delivery y el comercio electrónico. El objetivo es que puedan retomar su nivel de actividad en el contexto actual.

“La nueva normalidad […] también implica un cambio de hábitos, y hay que adaptarse. En ese sentido, la Dinapyme quiere apoyar a fomentar ese cambio de hábitos”, explicó el ministro.

En complementariedad con este instrumento, el MIEM, junto a la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE), está lanzando webinars para capacitar a los pequeños empresarios en áreas como digitalización, redefinición del negocio y finanzas, recordó el ministro.

Además, programas ya existentes del MIEM que también se realizaron este año incluyen el apoyo al comercio electrónico en otros sectores, entre ellos el diseño, a través del programa Prodiseño, que apuesta a la incorporación del diseño en las empresas para mejorar su competitividad. “Este tipo de transformaciones, que venían más despacio, ahora se van a acelerar”, sostuvo Paganini.

Para finalizar, el ministro evaluó la relación público-privada en Uruguay. Consideró que se trata de un “asunto estratégico”, ya que, mientras la creación de valor “viene impulsada por el emprendedor, por la iniciativa privada”, es el Estado el que “tiene un papel estratégico auxiliar, muy importante” a la hora de “superar fallas, obstáculos y defectos del mercado, y lograr igualdad de oportunidades”.

Por eso, el Estado resulta clave a la hora de capacitar, permitir el acceso de oportunidades y fomentar apoyos, especialmente para las mipymes y más aún en “momentos de transformación” como el actual, dijo Paganini.

El ministro también afirmó que el Estado es especialmente relevante en momentos de crisis. “Fue lo que se intentó hacer. Se puso toda la carne que se pudo en el asador, en un contexto difícil, con un presupuesto restringido […]. Se hicieron los esfuerzos en el momento y se van a continuar haciendo ahora, en esta nueva etapa, para apoyar a que el motor de la economía, que es el sector privado, cuente con las herramientas del lado del Estado para mantener los motores prendidos, primero, y luego empezar a acelerar y desarrollarse”, finalizó.

Si encontraste algún error en este sitio: ayudanos a mejorarlo.