Pasar al contenido principal
Cooperación y desarrollo

Subsecretario Walter Verri participó del lanzamiento de la Coalición Regional de Economía Circular

Creación: 02/02/2021
Última actualización: 02/02/2021
El subsecretario del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), Walter Verri, representó a la institución en el lanzamiento de alto nivel de la coalición, realizada en el marco de la XXII Reunión del Foro de Ministros de Ambiente de América Latina y el Caribe. Verri destacó las oportunidades que la economía circular representa para Uruguay y repasó algunas de las acciones que el MIEM ha implementado para promoverla.
Subsecretario Walter Verri en lanzamiento de la Coalición Regional de Economía Circular

El subsecretario del MIEM, Walter Verri, participó del lanzamiento de alto nivel de la Coalición Regional de Economía Circular, realizado de manera virtual el 1 de febrero, en el marco de la XXII Reunión del Foro de Ministros de Ambiente de América Latina y el Caribe. En el evento se abordaron los retos ambientales de la región, las oportunidades de recuperación sostenible y las acciones urgentes para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible vinculados a la naturaleza en la próxima década.

La misión de esta coalición es proveer una plataforma regional que posibilite la cooperación interministerial, multisectorial y multiactor; que incremente el conocimiento y comprensión sobre economía circular; y que facilite la capacitación y asistencia técnica para el desarrollo de políticas públicas en economía circular y de consumo y producción sostenible.

El subsecretario Walter Verri participó de la sesión II del evento, denominada Economía circular: mecanismo clave para reconstruir mejor y contribuir a los objetivos de prevención de cambio climático, biodiversidad y contaminación. Allí, se discutieron las contribuciones de la economía circular en el desarrollo de economías locales, la generación de empleos verdes y la recuperación económica ante el covid-19 en la región. Asimismo, se abordaron las contribuciones de la economía circular a la acción climática, la biodiversidad y la reducción de la contaminación.

Verri destacó que la economía circular “brinda nuevas oportunidades para generación de fuentes laborales”, a la vez que implica el desafío de “adaptarnos y generar las condiciones para la transición”.

Afirmó que la solidez institucional uruguaya presenta “un terreno ideal para poder generar un esfuerzo coordinado de cooperativas, asociaciones, pequeñas y medianas empresas, que, sumadas al Gobierno nacional y departamental, potencien una economía circular inclusiva”.

Agregó que, de forma preliminar, se pueden identificar cuatro áreas de oportunidad en la generación de empleo: la puesta en valor de oficios tradicionales que la economía circular permite rescatar, a través de la capacitación e incorporación de tecnología y la reparación; las tecnologías de la información y los servicios ambientales necesarios para impulsar la transición, por ejemplo, en las industrias; el análisis de todo el ciclo de vida de los productos y servicios, lo que conlleva diseñarlos sumando la variable circular desde el inicio; y la existencia de abundantes recursos naturales para elaborar productos más sostenibles que demandarán los mercados internacionales.

“Es necesario, por tanto, prepararnos para una forma de producción más sostenible y generar las condiciones apropiadas para que nuestros sectores productivos se adapten e inicien esta transición”, resumió el subsecretario del MIEM.

Verri explicó que en Uruguay se han iniciado acciones en esta línea y que, en particular en el MIEM, se apunta “al máximo aprovechamiento de los recursos en sus cadenas de valor”.

Para ello, se apoya la detección de negocios vinculados a la economía circular en diferentes sectores productivos. Mediante una convocatoria impulsada por el MIEM y la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE), se están cofinanciando estudios de factibilidad técnico-económica como incentivo para la detección temprana de oportunidades y como impulso a la creación de capacidades técnicas. Verri anunció que se recibieron propuestas de 15 sectores productivos diferentes y se financiarán cuatro de esos estudios.

También se ha apoyado al sector académico de forma transversal, financiando la realización de tesis de grado y posgrado vinculadas a la economía circular, dijo Verri, quien añadió que “se deben crear los incentivos adecuados” para el sector productivo.

El subsecretario del MIEM aseguró que, en términos de políticas públicas, existen “diversos desafíos y oportunidades para implementar modelos circulares en la región”, vinculados, en primer lugar, a la necesidad de generar capacidades técnicas e impulsar nuevos desarrollos tecnológicos.

Consideró que uno de los mayores desafíos es "el cambio cultural, la ruptura con el modelo lineal de producción". Teniendo en cuenta la barrera de los costos económicos que, potencialmente, asumen las empresas al transitar hacia la economía circular, subrayó que otro punto relevante es el acceso al financiamiento para proyectos sostenibles.

Verri sostuvo que se requiere profundizar los marcos normativos, agilizar los procesos administrativos y fortalecer las capacidades a través de la educación y la formación. Por último, destacó la necesidad de que existan “compradores sostenibles” para los productos que surjan de estos desarrollos.

Para cerrar, remarcó la importancia de la cooperación regional para detectar oportunidades en los mercados internacionales y “poder realizar una simbiosis en los recursos disponibles en los distintos países”, reforzando la capacitación, el intercambio de experiencias, la medición del impacto de la economía circular —con una única metodología transversal— y los trabajos hacia el cambio cultural.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas