Pasar al contenido principal
Transformación energética

Uruguay es uno de los 4 países del mundo que recibirá financiamiento del Fondo Conjunto de Naciones Unidas para los ODS

Creación: 02/03/2021
Última actualización: 27/04/2021
La propuesta uruguaya, presentada por el MIEM, a través de la DNE, resultó seleccionada entre 155 presentadas por más de más de 100 países. La financiación total, de carácter no reintegrable, es de U$S 10 millones. Este monto se utilizará para apalancar el financiamiento privado a iniciativas innovadoras y sustentables, que van desde la movilidad eléctrica hasta la descarbonización industrial o el desarrollo de la tecnología del hidrógeno, y que serán la base de una segunda transformación energética para nuestro país.
Movilidad eléctrica (ómnibus eléctrico)

Uruguay recibirá 10 millones de dólares del Fondo Conjunto de las Naciones Unidas para los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS), luego de que la propuesta presentada por el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), a través de su Dirección Nacional de Energía (DNE), fuera una de las cuatro seleccionadas entre 155 iniciativas, provenientes de más de 100 países.

Esta cartera de Naciones Unidas financia enfoques y soluciones profundas para la aceleración de los ODS, y está constituida por fondos públicos y privados. Junto a Uruguay, fueron seleccionados Fiji, Indonesia y Malawi.

La propuesta uruguaya consiste en tomar acciones que inicien la segunda fase de transición energética nacional. Con el 98% de la matriz eléctrica proveniente de fuentes renovables, el siguiente paso, que comenzará a apalancarse con este fondo, será la transición de los sectores de transporte e industria a la energía verde, con acceso asequible a tecnologías limpias e innovadoras.

“Desde el Ministerio de Industria, Energía y Minería estamos muy entusiasmados con el apoyo recibido por el SDG Fund, que será un gran aporte para la promoción de la segunda transición energética en el Uruguay”, dijo el ministro de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini. “Se trata de un instrumento innovador que potencia el alcance y profundiza el impacto de las políticas públicas que estamos llevando adelante. Creemos que será un impulso relevante para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible que nos hemos planteado”, afirmó.

 

 

Hacia una segunda transformación de la matriz energética

 

El monto que recibirá Uruguay es de 10 millones de dólares no reintegrables. De ellos, se descuentan 400.000 por concepto de gastos administrativos, mientras que 2,1 millones se utilizarán para la elaboración de estudios y análisis de prefactibilidad. Los 7,5 millones de dólares restantes serán la base para emprender acciones que permitan que Uruguay desarrolle con éxito una segunda transformación energética.

Se espera que este fondo se complemente con el financiamiento de otras entidades—entre ellas, organismos multilaterales que ya comprometieron su colaboración—, para alcanzar un monto total de 70 millones de dólares que serán canalizados a través de instituciones financieras de plaza. De hecho, la ONU sostiene que los cuatro programas seleccionados, incluyendo el uruguayo, apalancarán unos U$S 4.700 millones en financiación adicional.

En los últimos años, Uruguay logró transformar la matriz de generación eléctrica, que se acerca al 100% de fuentes renovables. Con esa base sólida, se apunta a transformar otros sectores, lo que incluye la descarbonización del transporte y la industria. Para ello, se utilizará como fondo inicial la financiación de las Naciones Unidas.

Las acciones innovadoras que serán objeto de este proyecto se encuentran en el ámbito de la movilidad eléctrica —incluyendo la electrificación indirecta del transporte y el uso del hidrógeno— y la utilización de energías renovables para usos térmicos en la industria, generación de vapor o calentamiento de productos.

También se pretende apoyar iniciativas que involucren el uso de baterías, que en los últimos años han mostrado una tendencia a la baja en sus costos. Entre otros proyectos, se apuntará a realizar acciones para el procesamiento y la disposición final de las baterías y en la valorización energética de los residuos.

El director nacional de Energía, Fitzgerald Cantero, dijo que la DNE del MIEM está comenzando a preparar la ejecución de esta iniciativa. “Vamos a tener la posibilidad de apalancar inversiones del sector privado que vayan en línea con las propuestas que hemos hecho en este proyecto”, todas ellas parte de la política energética, explicó a Radio Carve. En este sentido, añadió que el objetivo es que el fondo permita financiación accesible para que los privados uruguayos inviertan en estas líneas energéticas.

Cantero destacó la importancia de la electromovilidad para Uruguay, tanto desde la perspectiva de la oferta y la demanda como de la infraestructura. Además, subrayó la relevancia de la apuesta al hidrógeno y de los trabajos sobre la disposición final de las baterías, algo que el mundo está explorando actualmente.

Asimismo, el director nacional de Energía afirmó que el fondo apuntará también a los proyectos que trabajen con los excedentes de energía. “Todas aquellas inversiones, a nivel industrial, que lleven adelante procesos de innovación para el aprovechamiento de la energía también tendrán prioridad”, anunció.

Cantero también informó que varias empresas están especialmente interesadas en las posibilidades que ofrece Uruguay en el ámbito de la producción de hidrógeno.

El fondo de las Naciones Unidas se administrará como un fideicomiso que actuará bajo las indicaciones de un comité estratégico que presidirá el MIEM y de un comité de inversiones, responsable de la evaluación técnica y económica de las propuestas que se presenten.

“Entendimos que Uruguay necesita una ONU distinta; unas Naciones Unidas que acompañen transformaciones hacia los ODS, incluida la transformación de los mercados e instrumentos financieros. Estamos muy contentos de estar entre los cuatro países del mundo seleccionados”, señaló Mireia Villar Forner, coordinadora residente de las Naciones Unidas en Uruguay.

Etiquetas