Pasar al contenido principal
MIEM y OLADE

Uruguay repasó avances y planes para descarbonizar el transporte en el I Foro Internacional de Movilidad Eléctrica

Creación: 15/04/2021
Última actualización: 15/04/2021
Durante la actividad, organizada por el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) y la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), el ministro Paganini, el ministro Peña y el director Cantero resumieron los planes con que Uruguay avanza hacia la segunda transición energética. Se anunció que continuarán los incentivos para ampliar la flota eléctrica (en el transporte público y en pequeños vehículos), a la vez que UTE instalará 152 nuevos cargadores en espacios públicos, entre otras medidas. Por su parte, el secretario ejecutivo de la OLADE subrayó que Uruguay es capaz de integrar políticas de Estado energéticas y ambientales. La presentación académica estuvo a cargo de un experto del MIT.
Ministro Omar Paganini en el I Foro Internacional de Movilidad Eléctrica

La apertura de la actividad virtual, realizada este jueves 15 de abril, estuvo a cargo de los ministros de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini y de Ambiente, Adrián Peña. El I Foro Internacional de Movilidad Eléctrica organizado por el MIEM y la OLADE bajo el lema Descarbonizando el transporte, contó además con una exposición de Christopher Zegras, de Movilidad y Urbanismo del Massachusetts Institute of Technology (MIT). También hicieron uso de la palabra el director nacional de Energía, Fitzgerald Cantero, y el secretario ejecutivo de la OLADE, Alfonso Blanco. Entre el público que asistió a la actividad se encontraban autoridades locales, nacionales e internacionales.

En su exposición, el ministro Paganini agradeció el apoyo de OLADE y destacó la alianza estratégica que conforman el MIEM y el Ministerio de Ambiente (MA) para un trabajo a largo plazo en estas temáticas.

El ministro recordó que Uruguay cuenta con fortalezas en cuanto a la generación eléctrica. Manifestó su orgullo por la primera transformación energética, que ha obtenido esos logros y que ha colocado a Uruguay en un lugar de destaque internacional. Por ejemplo, el país ocupa el segundo lugar en el mundo en generación eólica, solo detrás de Dinamarca.

Sin embargo, el secretario de Estado enfatizó que ahora toca asumir una segunda transformación energética, que apueste a la descarbonización. Hoy el 37% de la matriz energética uruguaya proviene de fuentes fósiles, y el transporte representa las dos terceras partes. Por ello, Paganini consideró “estratégico” llevar adelante esta conversión.

En ese sentido, el gobierno se orienta en dos direcciones: el transporte eléctrico basado en baterías, para las distancias cortas y las flotas particulares; y —más adelante— el transporte con base en el hidrógeno verde para carga y larga distancia.

Paganini dijo que el país cuenta con iniciativas que datan ya de tiempo atrás, como el IMESI diferencial para vehículos eléctricos e híbridos (aproximadamente diez veces más alto para vehículos a combustión). Además, existen mecanismos de promoción de inversiones para las empresas, a través de la COMAP, que permite beneficiar la adquisición de vehículos eléctricos con devolución del IRAE y del Impuesto al Patrimonio.

El ministro también destacó que se ha avanzado en el desarrollo de infraestructura de cargadores, por lo que existe una red en todo el país. Anunció que UTE está comprometida en la instalación de 152 cargadores adicionales en espacios públicos para incentivar el uso de vehículos eléctricos.

Paganini también subrayó la importancia del trabajo interinstitucional para incentivar la transformación de la flota pública, a través de subsidios que han permitido la incorporación de decenas de ómnibus eléctricos en Montevideo. Afirmó que se continuará en esta dirección, así como en la incorporación de taxis eléctricos.

El ministro también informó a la audiencia que Uruguay es uno de los cuatro países del mundo que recibirá financiamiento del Fondo Conjunto de Naciones Unidas para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Con los 10 millones de dólares no reembolsables obtenidos se apalancará el financiamiento bancario para proyectos privados y público-privados en el área de la descarbonización, de la sostenibilidad ambiental y de la economía circular. Esto incluye la movilidad, señaló el secretario de Estado.

“Es una herramienta innovadora, que prevé que el riesgo de la transformación sea absorbido en parte” por el fondo de las Naciones Unidas, añadió.

Paganini dijo que, al mismo tiempo, se avanzará “en una línea más integral de proyectos de movilidad eléctrica”, que incluyen facilidades para la transformación de la flota, el avance hacia pequeños vehículos —públicos y privados— y la ya mencionada instalación de cargadores. A esto se sumarán otras medidas que se anunciarán a lo largo del año, indicó.

El ministro explicó que estas medidas se coordinan desde el MIEM con otras instituciones gubernamentales, como el MA, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas y el Ministerio de Economía y Finanzas.

 

Energía y ambiente: políticas de Estado

En el evento, el ministro Adrián Peña destacó que Uruguay está trabajando en el desarrollo de políticas ambientales gracias a la nueva institucionalidad creada con el Ministerio de Ambiente. Explicó que el país había avanzado en normativas importantes, así como en la Política Nacional de Cambio Climático y en los cumplimientos derivados del Acuerdo de París.

Anunció que en 2022 se hará una Segunda Contribución Determinada a Nivel Nacional, más ambiciosa que la primera, y que el gobierno se encuentra abocado a la una estrategia climática de largo plazo. Para ello, el MA y el MIEM trabajan actualmente en la creación de un plan nacional de adaptación del sector energético.

En este marco, la movilidad eléctrica resulta un factor clave, y se encuentra incluida en algunos de los compromisos incondicionales surgidos del Acuerdo de París.

Peña recordó que se trabaja en el marco del proyecto interinstitucional Movés, así como en otros grupos de trabajo que abordan la creación de una política urbana sostenible. Esto incluye un manejo adecuado de las baterías. Además, actualmente se está finalizando un proyecto de decreto interinstitucional que reglamenta una ley del año 2000 que impide importar vehículos que no cuenten con tecnología Euro 5, adecuada para disminuir las emisiones de gases contaminantes.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la OLADE, Alfonso Blanco, agradeció la incorporación de esta institución para la elaboración del foro, que permite aunar conocimientos y políticas regionales.

Blanco felicitó a Uruguay por integrar las políticas energéticas de Estado con las ambientales, a través de un trabajo colaborativo que no es común en la región.

Añadió que OLADE promueve estas prácticas de desarrollo nacional en todo el continente, teniendo en cuenta que, en promedio, en la región el transporte representa el 38% del consumo final de la energía.

Por su parte, el director nacional de Energía, Fitzgerald Cantero, agradeció a todos quienes participaron de la organización del evento, y aseguró que el objetivo es continuar en esta línea de intercambio, a través de nuevos foros e instancias colectivas.

Subrayó la relevancia del conocimiento de experiencias internacionales y afirmó que es necesario que tanto Uruguay como la región generen más infraestructura para promover la movilidad eléctrica, por ejemplo, a través de una red de cargadores regional.

Cantero dijo que se deben brindar condiciones para que las familias y las instituciones puedan elegir libremente cómo desean movilizarse, y agregó que las organizaciones públicas deben procurar que la red de transporte público y familiar sea más eficiente.

El jerarca del MIEM recordó que la energía sobrante con la que cuenta Uruguay implica una gran oportunidad para concretar la movilidad eléctrica, que avanza a grandes pasos en el mundo. El rol del Gobierno, entonces, debe ser preparar al país y la región para lograrlo.

 

Visión académica

El especialista del MIT Christopher Zegras realizó una presentación en la que analizó la realidad actual de la movilidad, que incluye aspectos como la transformación digital y la automatización. Mostró diversos estudios internacionales y afirmó que un cambio de esta envergadura requiere una planificación urbana y estratégica, ya que “construir transporte es construir ciudades”. Aclaró que el proceso debe ser cuidadoso, y que resulta costoso y difícil de revertir.

Zegras afirmó que es posible construir una movilidad más eficiente y con menos emisiones de transporte, e instó a “hacerlo pronto”, a través de la colaboración interinstitucional. Destacó que en este camino son relevantes las finanzas, incluyendo los diferentes incentivos impositivos que puedan ofrecerse tanto a las empresas como a los usuarios. No obstante, precisó que ningún modelo es absolutamente replicable, debido a la características diferentes de cada país.

El especialista estadounidense, que también respondió preguntas de los integrantes del panel y funcionarios del MIEM, cerró su exposición reflexionando acerca de que el futuro es nuestro, pero debemos preguntarnos, como humanidad, cuál queremos elegir.

Enlaces relacionados

Etiquetas