Pasar al contenido principal

Destaque internacional

Punta del Este considerada como el "Jet Set de América"

13 de Enero, 2020
La revista norteamericana "Departures" consideró al principal balneario uruguayo como el "Jet Set de América" por la atracción que tiene sobre los argentinos y uruguayos acaudalados.
Punta del Este

La publicación estadounidense destaca que durante el verano Punta del Este recibe a miles de turistas argentinos, los cuales además de concurrir a las relucientes playas, también cenan en restaurantes y disfrutan del encanto de Casapueblo, construcción de estilo Gaudí que realizó Carlos Páez Vilaró en la década de 1960 en Punta Ballena. 

Además los grandes apostadores concurren al casino y los hoteles 5 estrellas, y el puerto de yates en alta temporada tiene sus amarras completas.

Pero como la élite de Uruguay diría, en el departamento de Maldonado hay muchas más cosas que ver y hacer que solo Punta del Este, que no deja de ser el lugar más popular, pero hay otros lugares como por ejemplo José Ignacio, un pueblo de playa a unos 40 minutos de la península, que recibe a la multitud más elegante.

Este lugar, llamado así por un pescador solitario, era casi inaccesible en los años 80. 

En la actualidad, posee algunas de las propiedades más caras de América del Sur.

Es en José Ignacio donde el reconocido chef argentino Francis Mallman, dirigió un restaurante durante 30 años, antes de mudarse hacia el pequeño pueblo Garzón. 

La edificación en Punta del Este se ha desarrollado tanto que se parece mucho a Miami Beach, pero José Ignacio por sus restricciones para construir en altura, conserva un encanto particular. Una casa en la playa aquí, puede costar entre U$S 2.5 y U$S 15 millones. 

"Cuando comenzamos a venir aquí, era una fracción de lo que era. Ahora se ha convertido en un destino global muy elegante" expresó Alex Vik, quien dirige 3 hoteles en José Ignacio con su esposa, Carrie. La pareja comenzó a visitar la zona desde fines de los 80 y compró su primera casa en La Barra en 1999, la cual luego vendieron para comprar una propiedad en José Ignacio. La idea original era mantenerla como propiedad privada, pero fue tal la afluencia de visitantes que decidieron ampliar la construcción y abrirla a los invitados.

Estancia Vik de 12 habitaciones fue su primer hotel. Aquí los huéspedes pueden montar a caballo y disfrutar de un tradicional asado uruguayo. Luego abrieron 2 hoteles más en la playa: Vik y Bahía Vik, este último que acaba de estrenar nuevos bungalows, un espacio para eventos y un centro de yoga.

Por las tardes los huéspedes, pueden descender a la playa para ver las puestas de sol de la costa atlántica, además de disfrutar luego de una copa de vino y tapas.

Otro de los puntos que los turistas deben explorar tierra adentro, es pueblo Garzón. Aquí se puede pasar una noche mágica visitando la estación del tren abandonada y cenar en el restaurante Garzón de Francis Mallmann, donde el fuego siempre arde en su interior y predomina un ambiente romántico del viejo mundo.

La famosa y galardonada bodega Garzón, propiedad del multimillonario argentino Alejandro Bulgheroni, ofrece como propuestas tours para visitantes ocasionales, así como un exclusivo club de membresía, el cual permite a sus socios el acceso al Club de Golf Los Tajamares de 18 hoyos, así como también la oportunidad de mezclar vinos en cualquiera de las 12 bodegas propiedad de Bulgheroni. También disponen de un exclusivo acceso a la casa adjunta de la bodega, donde pueden organizar comidas, almacenar su colección de vinos o incluso aterrizar su helicóptero en uno de los tres helipuertos.

En breve esta finca albergará un Hotel y Spa, por lo cual los huéspedes podrán quedarse en el viñedo.

Bodega Garzón también planea abrir un club de playa en José Ignacio, cerca del parador La Huella, el cual posee una clientela de alto poder adquisitivo.

Al igual que la familia Vik, Bulgheroni adquirió primero su propiedad en Punta del Este para luego mudarse a Garzón.  

"Uruguay es como la Suiza de América del Sur", dijo Christian Wylie, director de Bodega Garzón. Su estabilidad política y financiera al igual que la banca privada off shore, permiten que sea un mercado atractivo además de un paraíso para las personas de alto patrimonio. 

Pero es la pasión de estas familias (Vik, Mallman, Bulgheroni) que se radicaron en Punta del Este primero y su zona de influencia después, la que convierte a esta región como visita obligada de los amantes del jet set. 

Ver publicación original

 

Galería de imágenes

Descargar todas las imágenes
2 imágenes

Etiquetas