Pasar al contenido principal
Ingreso excepcional a Uruguay durante la emergencia sanitaria: conocé los trámites, requisitos y preguntas frecuentes.
Investigación y estadística

Caracterización de la educación no formal en Uruguay

Datos

Creación: 01/08/2020
Última actualización: 30/11/2020
Este informe presenta los resultados del relevamiento realizado por la Dirección de Educación del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), a través de la División de Investigación y Estadística, sobre las capacitaciones dictadas durante el año 2018 por todas las instituciones de educación no formal integradas al Registro de Instituciones Culturales y de Enseñanza que lleva adelante la Oficina de Registro y Habilitaciones del MEC.
  • El Capítulo 1 presenta información acerca de los establecimientos. De las 426 instituciones de educación no formal relevadas, a diferencia de la educación formal, el 91,1% proviene del ámbito privado. A su vez, más de la mitad de los establecimientos se concentran en Montevideo.
    Se observa un alto grado de especialización en las instituciones. El 64,6% dictó cursos correspondientes a una única área de conocimiento. Más del 90% de las instituciones no diversificó sus cursos en más de 4 áreas.
  • El Capítulo 2 se concentra en la descripción de los 4.191 cursos dictados durante el año 2018.
    Estos se distribuyen en 28 áreas de conocimiento (CINE 2013), de las cuales solo 8 concentran el 87,8% de la oferta. La mayor cantidad de cursos dictados durante ese año fue de Idiomas, seguido de Educación Comercial y Administración y Artes que sumadas alcanzan el 60,6% del total de la oferta de capacitación. Al igual que la distribución territorial de las instituciones, concentradas mayormente en la capital del país, el 63,6% de los cursos fueron dictados por instituciones registradas en Montevideo.
    Más de la mitad de los cursos no exigió un nivel educativo determinado para su ingreso. En general, los cursos de educación no formal relevados son de corta duración; el 20% de las propuestas duraron menos de 30 horas y en el 60% la carga horaria no superó las 108 horas. La modalidad que predominó fue la presencial. Solo el 7% se dictó en forma semipresencial o a distancia.
    La mayoría de las capacitaciones relevadas tuvieron su propia certificación o evaluación. El 72,4% requirió para su aprobación un examen o prueba, un 12,6% se aprobó con la asistencia y un 14,7% no requirió aprobación.
    La educación no formal se caracteriza por agrupar una gran heterogeneidad de propuestas.
    Muchos de los cursos tienen como objetivo formar al participante en determinada área para desempeñarse en el mercado de trabajo, pero también existen propuestas que tienen como único fin lo recreativo. En este sentido observamos que predominan las capacitaciones que, de acuerdo a lo declarado por las instituciones, tienen como principal fin la capacitación para el trabajo (45,3%). Un 19,6% fueron cursos que tenían como fin tanto lo recreativo como la adquisición de competencias para el trabajo, un 13,9% de las ofertas se orientaron a la preparación de exámenes y/o apoyo a cursos y, en menor medida, un 6,5% tuvo fines exclusivamente recreativos.
  • El Capítulo 3 caracteriza a los 98.135 estudiantes que se matricularon en los cursos dictados durante el año 2018 y que corresponden a 73.430 personas, ya que algunos de ellos se matricularon en más de un curso.
    Entre los estudiantes predominan los jóvenes. El 23,6% tiene menos de 16 años y el 62,3% del total tiene menos de 29. Ocho de cada diez estudiantes tienen hasta 39 años. Esta proporción se mantiene cuando ponemos el foco exclusivamente en los estudiantes de cursos con fines de capacitación para el trabajo, ya que el 76,5% de ellos tiene entre 14 y 39 años de edad.
    Las mujeres predominan con el 57,8% cuando se analiza el total de los cursos relevados. Al observar específicamente los cursos de capacitación para el trabajo, los porcentajes son muy similares y las mujeres ascienden al 58,3%.
    En este Capítulo también se analiza la situación de los estudiantes de educación no formal con respecto al trabajo y a la educación formal. Se observó que más del 40% de los estudiantes de educación no formal, mayores de 14 años, trabajó 9 meses o más durante todo el año 2018.
    Con respecto a los vínculos entre la educación formal y no formal, el 20,7% de las personas se matriculó en alguno de los subsistemas de la ANEP, cifra que desciende a 12,8% si excluimos a los matriculados en cursos de Idiomas, lo cual da cuenta de la baja vinculación entre los estudiantes del sistema educativo no formal con el sistema de educación formal.
  • El Capítulo 4 presenta información de los docentes, dentro de los cuales predominan las mujeres (58,1%). Si se observa el máximo nivel educativo alcanzado por los docentes, la mayor concentración se da en el nivel educativo más alto, terciaria universitaria completa, con el 45,6%.
  • Por último, el Capítulo 5 pone foco en la descripción de los cursos con fines de capacitación para el trabajo y en sus estudiantes matriculados. En suma, este informe nos permite caracterizar la oferta de educación no formal del Uruguay que no solo involucra a miles de personas que la eligen como opción educativa, sino que ofrece capacitación a una gran cantidad de actuales o futuros trabajadores, lo cual da cuenta de lo que las personas buscan fuera del ámbito formal de la educación.

Documentos adjuntos

Etiquetas