Pasar al contenido principal
Placa en el palco oficial

El Estadio Centenario fue declarado Monumento Histórico Nacional

Participó el ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira; el director de Deporte de la Intendencia de Montevideo, Daniel Leite; el secretario nacional del Deporte, Sebastián Bauzá, el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Ignacio Alonso; el director general de la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación, William Rey, y el presidente de la Comisión Administradora del Field Oficial (CAFO), Ricardo Lombardo.
Placa de la declaración del Monumento Histórica Nacional

Participó el ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira; el director de Deporte de la Intendencia de Montevideo, Daniel Leite; el secretario nacional del Deporte, Sebastián Bauzá, el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Ignacio Alonso; el director general de la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación, William Rey, y el presidente de la Comisión Administradora del Field Oficial (CAFO), Ricardo Lombardo.

En 1983 la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) declaró al Estadio Centenario Monumento Histórico de Fútbol Mundial. Hasta el momento, solo la Torre de los Homenajes era patrimonio y, después de 37 años, el edificio del arquitecto Juan A. Scasso lo es en su totalidad.

William Rey declaró que “un Monumento Histórico Nacional no es un bien congelado, en el presente y para siempre. Un Monumento Histórico Nacional es un bien que debe de seguir viviendo, debe seguir generando funciones para que ese bien sea un bien vivo”.

Por último aclaró que esta declaratoria es positiva porque se llevarán a cabo proyectos concretos que agreguen nuevos valores y que no quede en desuso ningún área del Estadio.

La placa, que representa como lo dijo Rey, el “patrimonio histórico, futbolístico y arquitectónico”, se encuentra en la entrada del palco oficial de la Tribuna América.

El Estadio Centenario le debe su nombre a la celebración de los 100 años de la jura de la primera Constitución. En 1930 se jugó la final del primer campeonato mundial de fútbol en donde Uruguay obtiene la victoria por 1-0 ante Perú.

El 21 de julio del año anterior se colocó la piedra fundamental del futuro Estadio. En seis meses, entre febrero y julio de 1930, se concretó la obra y fue un trabajo maratónico. Se trabajó en tres turnos excavando 160.000 metros cúbicos de tierra. Se utilizaron 14.000 metros cúbicos de cemento armado y en la cancha se colocaron 200.000 panes de césped. Cuentan las crónicas, que el día anterior a la inauguración el piso se secó con braseros y estufas eléctricas.
 

Vídeos

Galería de imágenes

Descargar todas las imágenes
8 imágenes

Etiquetas