Pasar al contenido principal
#UruguaySeVacuna: Agendate y accedé a toda la información sobre las vacunas.
Salto

Las Nubes, historia y presente

Creación: 08/02/2021
Última actualización: 08/02/2021
El chalet “Las Nubes”, ubicado en el departamento de Salto, fue construido entre 1929 y 1931. Fue la casa de dos intelectuales como fueron el escritor Enrique Amorim y su esposa Esther Haedo. El lugar fue un centro cultural muy activo para la comunidad salteña, siendo visitado por figuras locales y de alcance internacional: desde Jorge Luis Borges hasta Nicolás Guillén, entre tantos otros.
Las Nubes

Desde el punto de vista arquitectónico, es una obra inspirada en la arquitectura moderna de vanguardia, con bocetos del propio Amorim realizados en 1928 inspirados en las ideas racionalistas. Los responsables de levantar el chalet fueron el Ing. Antonio Texeira Campos (calculista) y los constructores José y Santiago Texeira Campos.  Desde el 12 de junio de 1973, es Monumento Histórico Nacional, que perteneció a la familia Amorim hasta 2011, año en que se oficializó su compra por parte de la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación. 

 En la fachada de la casa se identifican dos placas, colocadas por el propio Amorim: una con el nombre –Las Nubes– y el dibujo de una línea ondulada, a modo de isotipo que fuera también reproducido en diversos elementos de la casa, como baldosas o felpudos) y otra donde se registra a los autores de la obra. Según el crítico e investigador Alfredo Alzugarat que Amorim encontró el nombre para la casa inspirado en un poema en prosa de Charles Baudelaire: “Amo las nubes… las nubes que pasan… allá… ¡las maravillosas nubes!”.

 La estructura de esta casa de vanos horizontales se eleva sobre pilares, o como los llamaba Le Carbusier “pilotis”. El ingreso principal se realiza por el centro, a través de una suerte de patio interior (desde donde se asciende –escalera curvilínea mediante– al primer piso). Las ventanas de las habitaciones ven al este y al oeste. La luz abunda. Hay sillones de lectura y sillones para el visitante. Las fotos atestiguan el paso de amigos y familiares –invariablemente sonrientes y con ánimo festivo– por aquel lugar. A un costado, en el terreno alto y pedregoso del patio, está la gran piscina. Las ruinas de un tambo al fondo de la casa se convirtieron en un pequeño teatro que la pareja construyó años después de inaugurada la casa y que ambos usaban para veladas de teatro, de música y de poesía.  La casa, moderna, vanguardista, fue transgresora en el ambiente de Salto, aunque la ciudad de la primera mitad del siglo XX convivía –en una pugna más o menos armoniosa– menos con la pacatería que con un ambiente cultural intenso, que vivía un momento de esplendor y riqueza creativa.

 ¿Quién fue Enrique Amorim?

 Enrique Amorim nació el 25 de julio de 1900, en Salto. Se educa en el departamento- primario y secundario-  hasta que a los dieciséis  años se radicó en Buenos Aires a estudiar como pupilo. En el Colegio Internacional  conoció al poeta Baldomero Fernández Moreno, su profesor de literatura, con quien inició una gran amistad. En la capital argentina, también conoció a Horacio Quiroga. Según Emir Rodríguez Monegal (en El desterrado), Amorim encuentra “en el inaccesible escritor un amigo que lo protege, que vigila la colocación de sus primeros trabajos literarios (los inevitables poemas)” compartiendo no sólo el gusto por la literatura, sino también por el cine.  A comienzos de la década del 1920 se integró al grupo literario de Boedo. Ya había publicado poesía y comenzó a editar sus primeros libros de cuentos. En 1928 se casó con Esther Haedo y ambos comenzaron a idear la construcción de su casa, Las Nubes, un centro de encuentro de tertulias de la comunidad salteña con grandes artistas de todo el mundo.

En 1932 publicó en Buenos Aires, La Carreta, novela de quitanderas y vagabundos, su obra más conocida.  Según la crítica Mercedes Ramírez, Amorim fue un “hombre de contradicciones secretas y dolorosas, las supo reducir con tenaz voluntad para erigirse en señor de sí mismo, en creador de una obra vastísima y en servidor de las causas populares. La dictadura de Terra, la rebelión fascista en España, la guerra mundial o los excesos policiales del peronismo lo llamaron a su tiempo para luchar, como hombre y como escritor”.

 

Fue un escritor, crítico, guionista y ensayista muy prolífico. Reunidas en un solo volumen se publicaron, en la década de 1950  varias obras teatrales No se podría nunca reflejar a Amorim en una sola imagen, “porque fue varios al mismo tiempo y porque todo lo que fue e hizo está signado por el dinamismo, la multiplicidad, la avidez”. Lejos de resolverse en una línea exclusiva, su personalidad “se fue proyectando en zonas diversificadas y a primera vista contradictorias”, apuntaba Mercedes Ramírez (Capítulo Oriental n.º 27, 1968), y agregaba: “siempre es difícil apresar la totalidad de una vida en la trama de los hechos y las fechas; y no siempre es posible desentrañar la clave del hombre por el análisis de sus decisiones. La figura de Enrique Amorim, proteiforme, desconcertante, inapresable, queda sin embargo totalizada en la imagen de un hombre cabal”.

 Las Nubes
Av Enrique Amorim 1700, 50000 Salto
Teléfono: 4735 1776

Sitio web www.lasnubes.org.uy

 Fuentes: Página web de Las Nubes, Facultad de Arquitectura, Nómada, Ministerio de Educación y Cultura.

 

Galería de imágenes

Download all images (.zip ~ 954.08 KB)
4 imagenes (.zip ~ 954.08 KB)

Etiquetas